La Biblia – Palabra de Dios – Bosquejo

Palabra de Dios, en ti confio, salmos

Bosquejo para sermones: La Biblia es la revelación escrita de Dios a los hombres, guía de vida; y es orientación para nuestra vida.

“Porque: Toda carne es como hierba, Y toda la gloria del hombre como flor de la hierba.  La hierba se seca, y la flor se cae; Mas la palabra del Señor permanece para siempre.”  1 Pedro 1:24-25

La Biblia es la revelación escrita de Dios a los hombres, es el guía de la vida; y en ella encontramos orientación para todos los momentos de la vida y el camino a seguir.  Por la lectura y estudio de este libro Dios habla a nuestros corazones.

1.           LA FELICIDAD DE LA BIBLIA – Salmo 1

En este Salmo maravilloso tenemos el camino del justo y del impío comparados por Dios.  Aquí tenemos una comparación del placer y bien estar del creyente con la inestabilidad y fragilidad de los impíos.  En la vida del creyente hay alegría y vida verdadera porque el está plantado junto el Río de la Vida y toma sus sustento de esta agua viva, que es la Palabra de Dios.  Mismo en un lugar deserto la vida del creyente puede producir fruto porque su fuerza ven del sustento que sus raíces buscan en este río de Agua Viva.  Por su constante meditación en la Ley del Señor su vida va producir fruto en su tiempo.

Muchas veces en los mas secos desiertos del mundo los viajeros encuentren un oasis, un lugar donde hay agua y árboles.  Hay vida por que ha agua.  La Biblia es el Agua de Vida para el cristiano y pueda sustentarle en cualquier situación de esta vida.

2.           LA EXCELENCIA DE LA BIBLIA – Salmo 119

En este capítulo mayor de los Salmos que también es el mayor capítulo de la Biblia, leamos sobre la excelencia de la Ley del Señor, la Biblia, la Palabra de Dios.

Aquí hay pelo menos 11 títulos dados a la Biblia.  Está llamada “La ley de Jehová” 25 veces, “sus testimonios” 21 veces, “tus mandamientos” 22 veces, “tus estatutos” 19 veces, “tu palabra” 30 veces,  “tus dichos” 22 veces,  “tus juicios” 1 vez, “una lámpara” 1 vez, “una luz” 1 vez, “tu promesa” 2 veces y “La palabra de verdad” 1 vez.

Para el cristiano la Biblia es todo; su sustento, su alimento, su conforto, su gozo y su vida.  Aquí encontramos la formula para una vida feliz y próspero.  Cuando reconocemos el valor de la Palabra de Dios, nuestra vida será orientada por el mayor libro del mundo.

3.           LA PRACTICA DE LA BIBLIA – Santiago 1:19-25

En el libro de Santiago leemos sobre el valor y necesidad de poner en práctica los enseñamientos de la Biblia.  Mismo siendo el mejor libro del mundo y conteniendo el remedio para todas las enfermedades del corazón humano, si no fue aplicado y tomado como una medicina para el enfermo, para nada aprovechará.

La Biblia es un libro para ser seguido y practicado en la vida del creyente si el mundo será ganado por Cristo.  El cristiano que niega la verdad de la Biblia viviendo una vida inconstante y pecaminosa puede causar mucho daño para la iglesia de Cristo y su trabajo.

4.           LA PENETRACIÓN DE LA BIBLIA -

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”  Hebreos 4:12

“Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.”  Romanos 1:16

De todos los libros que ya fueron escritos, la Biblia es lo que mas ha influenciado el mundo y cambiado el comportamiento humano para el bien.  ¿Por qué la Biblia ha tenido tanto suceso?  Es porque las palabras de esto libro son vivas.  La Biblia no es solamente un libro que cuenta historias, hechos de sus personajes, datos y acontecimientos del pasado.  La Palabra de Dios habla del presente, pero también habla con autoridad sobre los acontecimientos del futuro.

La Santa Biblia muestra la enfermedad de la rasa humana, pero también ofrece un remedio eficaz para curar a cualquier alma que llega a Jesús para ser curada.  En la Biblia encontramos la formula para aliviar el sufrimiento que está en el corazón humano.  Cuando la Palabra de Dios es sembrada en el corazón humano, ella efectuará un cambio para el bien.  A veces el efecto no es instantáneo, o pueda ser visto al momento de sembrar.  Es como la lluvia que en el momento de caer, no produzca fruto, pero en el cosecho ninguno puede negar los efectos que la lluvia ha producido en el campo.

“Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come,  así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.”  Isaías 55:10-11

Por los siglos la Biblia ha penetrado los mas duros corazones y producido cambios notables en el comportamiento de los peores seres del mundo.  Unos de los peores bolos han sido transformados cuando ellos abrieron sus corazones para la Palabra de Dios.  Muchos hombres cristianos han ayudado a la causa de Cristo con sus ofrendas generosas.  La Biblia puede tener el mismo efecto en cualquier persona, se es de humilde posición o de alta sociedad.

Un joven vaquero sin temor de Dios ni de los hombres decidió viajar a la Costa Oeste de los Estados Unidos.  Llegó a San Francisco impaciente e irritado.  Pronto empezó una vida de juegos, gastando todo el dinero que había ganado trabajando en el rancho.  Después de una orgía que duró toda la noche, se fue a traspié hacia su habitación en el hotel, y durmió hasta bien entrado el día.  Cuando se despertó, vio un pequeño volumen que estaba en una estantería cerca de su cama.  Era el Evangelio de San Marcos.  Degustado, lo arrojó al suelo. Aquella noche, cuando volvió, descubrió que alguien lo había vuelto a dejar en su lugar.  De nuevo lo echó a un lado.  Pero cuando lo vio allí por tercera vez, decidió leerlo, por lo que se lo metió en el bocillo y se fue a un parque cercano.  Encontró su contenido tan interesante que no lo podía dejar.  Unos pocos días después testificaba: “Me enteré de que el Hijo de Dios le dijo a un leproso: Sé Limpio. Sé dirigió a un paralítico con las alentadoras palabras, Tus pecados te son perdonados.  Ensalzó a la viuda pobre por haber dado sus últimas dos monedas.  Me impresioné cuando Jesús tomó a niñitos en sus brazos y les bendijo.  Y después, a pesar de la forma injusta en que se le trató, El derramó Su sangre para salvar a los pecadores.  Cuando leí esto, vi mi culpabilidad y hallé la paz de mi alma en Jesucristo.

Aquel vaquero se transformó en un hombre diferente y por el resto de su vida no dejó escapar ninguna oportunidad para distribuir copias del Evangelio de San Marcos y por su testimonio llevó centenas de almas a los pies de Jesús.

5.           LA RIQUEZA DE LA BIBLIA -

“La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.  Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.  Deseables son más que el oro afinado; y dulces más que miel, y la que destila del panal.  Tu siervo es además amonestado con ellos; en guardarlos hay grande galardón”  Salmo 19:7-11

La Biblia es un poso sin fondo, un fuente inagotable y un veto de oro sin fin.  La Biblia es el libro mas rico del mundo en historias, aventura, amor y coraje.  Para aquella persona que tiene falta de sabiduría ella es un manantial de conocimiento.  Para el necesitado, las promesas y riqueza de la Biblia son ilimitadas.

En la Biblia encontramos instrucciones para habilitar el hombre para todo necesidad, de como ser preparado para toda buena obra.

“Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la Salvación por la fe que es en Cristo Jesús.”          2 Timoteo 3:14-17

Para el cristiano que deseo seguir a Jesús la Biblia debe ocupar el primer lugar en su vida, su hogar, y sus pensamientos cada día.  Como la comida es el alimento de su cuerpo, la Biblia es el alimento de su alma y espíritu.   Pero es muy triste que muchas personas no den valor a la lectura de la Biblia.

En el pueblo de Golfito en la zona bananera de Costa Rica vivía un señor con su hijo.  Este hombre creyó el evangelio y leía siempre su Biblia.  A su hijo lo exhortaba a que leyera la Biblia, pero éste no le hacía caso.  El padre murió un día y después de un tiempo un hermano de la iglesia de su padre fue a visitar al hijo.  Este se quejaba de su pobre suerte.  Quería estudiar, pero no tenía dinero.  “Mi padre nada me dejó, sólo su Biblia vieja que está allí arrinconada.  “Poco antes de morir me exhortaba que leyera su Biblia después de su muerte”, dijo el hijo.  El visitante pidió permiso para ver la Biblia para indicar algún pasaje para que el hijo leyera.  Al abrir la Biblia, ¡Que sorpresa!, en ella habían dos mil colones en billetes.  “¡Ahora si voy a poder estudiar!”, dijo con alegría el muchacho.

Si usted no ha dada valor a la Biblia, empieza hoy mismo a leer su Biblia.  Tal vez no va a encontrar dinero o oro, pero la riqueza espiritual que ella contiene vale mucha mas que toda la riqueza de este mundo.

Acerca de Alberto Vega

Director y co-fundador del ministerio "El Punto Cristiano". Capellán de la Red Nancional de Pastores y Líderes para el Desarrollo de El Salvador, con estudios de Lic. en teología de The Miami International Seminary, MINTS, SIMES para El Salvador.

No comments.

Comment

Leave a Response

(requerido)