La Armadura de Dios – Bosquejo para Sermones

Tema: Las Armas del Cristiano Provistas por Dios

Objetivo: Enseñar al cristiano a no caer en las garras del diablo

Introducción

Las vidas de todos los seres humanos están expuestas a caer en lo malo debido a fuerzas malignas que están al acecho para hacernos caer en cualquier descuido. Estas fuerzas no son humanas, sino fuerzas demoníacas que tienen el poder sobre las regiones celestes, que son: los cielos, tanto dentro de la atmosfera, como fuera de ella, sobre la tierra y debajo de ella. Este es un ejercito tan grande que ningún ser humano se lo puede imaginar, pero la Biblia lo menciona por sus nombres, que son: 1. Principados, 2. Potestades, 3. Gobernadores de las tinieblas y Huestes espirituales de maldad.

logos university banner

Ilustración

Yo conozco una joven de 14 años que fue mi alumna durante dos años en “escuela bíblica” en la sección de pre-jóvenes, era una niña tranquila, bien portada, ejemplo de buen comportamiento. Era la primera en la clase, ella siempre estaba dispuesta a participar en todo, era la primera en contestar las preguntas de la Biblia, conocía muy bien las respuestas del libro de proverbios, los entendía. Recibió mucha instrucción de este libro, especialmente del capítulo uno, yo les enseñaba la razón de por que teníamos que estudiarlos. En fin puedo resumir era un ejemplo de niña.

Ahora esa niña ha caído en la rebeldía, se ha asociado con jóvenes de mal vivir, los que conocemos por maras, falta a su casa a dormir cada vez que tiene oportunidad, se ha revelado contra sus padres, odia a su papá, y no le hace caso a su mamá, ya no asiste a la iglesia, en fin estas fuerzas demoníacas la han alejado de los caminos de Dios.

Estudiaremos a fondo en qué consisten todas estas fuerzas demoníacas.

la armadura de Dios, espada, cielo

Punto 1. ¿Cuales son las fuerzas que controlan este mundo?

Efesios 6:12 “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne,  sino contra principados,  contra potestades,  contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo,  contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”

Estas fuerza están dirigidas por Satanás. El las trajo consigo cuando fue expulsado del cielo cuando se reveló ante Dios, queriendo ser superior a Él.

La Biblia es clara cuando menciona estas fuerzas, el apóstol Pablo las describe detalladamente en esta epístola, pero las podemos conocer en otros pasajes de las Escrituras.

Punto 2. ¿Quiénes eran?

Isaías 14:12-14 “¡Cómo caíste del cielo,  oh Lucero,  hijo de la mañana!  Cortado fuiste por tierra,  tú que debilitabas a las naciones. 13  Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo;  en lo alto,  junto a las estrellas de Dios,  levantaré mi trono,  y en el monte del testimonio me sentaré,  a los lados del norte; 14  sobre las alturas de las nubes subiré,  y seré semejante al Altísimo”.

Marcos 5:9: Y le preguntó: ¿Cómo te llamas? Y respondió diciendo: Legión me llamo; porque somos muchos.

Marcos 5:15: Vienen a Jesús, y ven al que había sido atormentado del demonio, y que había tenido la legión, sentado, vestido y en su juicio cabal; y tuvieron miedo.

Lucas 8:30: Y le preguntó Jesús, diciendo: ¿Cómo te llamas? Y él dijo: Legión. Porque muchos demonios habían entrado en él.

Punto 3.  ¿Cómo fue que llegaron a la tierra?

Lucas 10:18 “Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo”.

Cuando Satanás fue expulsado venía acompañado de todos los ángeles que lo seguían y que fueron expulsados junto con él.

Cuando cayeron a la tierra la vinieron a desordenar Gn 1:2 “Y la tierra estaba desordenada y vacía,  y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo,  y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Fue así como se originó el pecado y como fue que vino a la tierra.

espiritu santo, viviendo

Como podemos ver si es real la existencia de demonios en la tierra y en las regiones celestes. Y fue así como el pecado entro a la tierra por medio de un hombre: Adán, y por medio de un hombre salió, Jesús.

Punto 4. ¿Como podemos hacer para no ser tocados por esta legión de demonios que nos acechan todos los días de nuestra vida?

Efesios 6:1 “Por lo demás,  hermanos míos,  fortaleceos en el Señor,  y en el poder de su fuerza. 2  Vestíos de toda la armadura de Dios,  para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo”

No es en nuestra fuerza que podemos salir victoriosos, sino en la fuerza de Dios, solo es suficientemente fuerte para vencer al maligno, nosotros solos no podemos, necesitamos fortalecernos en el Señor revistiéndonos de toda su armadura.

Punto 5 y cierre. ¡Cual es esta armadura y en que consiste?

Efesios  6:14-20  Estad,  pues,  firmes,  ceñidos vuestros lomos con la verdad,  y vestidos con la coraza de justicia, 15  y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16  Sobre todo,  tomad el escudo de la fe,  con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17  Y tomad el yelmo de la salvación,  y la espada del Espíritu,  que es la palabra de Dios; 18  orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu,  y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; 19  y por mí,  a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterio del evangelio.

Que bella manera que lo expone el apóstol Pablo, nos da una descripción detallada de que tenemos que hacer y como hacerlo para no caer, para estar firmes.

Como veremos la armadura de Dios son las armas que Dios ha dado  al cristiano. Lo estudiaremos a continuación:

1. Ceñidos nuestros lomos con la verdad

2. Vestidos con la coraza de justicia

3. Calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz

4. Tomar el escudo de la fe

5. Tomar el yelmo de la salvación

6. La espada del Espíritu Santo (La Palabra de Dios)

7. Orando en todo tiempo

8. Velando

Si usted ha sentido o cree que este sermón le ha tocado su corazón y quiere recibir a Jesucristo como su Salvador personal, solo tiene que hacer la siguiente oración:

Señor Jesús yo te recibo hoy como mi único y suficiente Salvador personal, creo que eres Dios que moriste en la cruz por mis pecados y que resucitaste al tercer día  Me arrepiento, soy pecador. Perdóname Señor. Gracias doy al Padre por enviar al Hijo a morir en mi lugar. Gracias Jesús por salvar mi alma hoy. En Cristo Jesús mi Salvador, Amen.

José Alberto Vega

¿Te gustaría anunciar tu empresa aquí? Leer más

¿Qué opinas? Únete a la Discusión