Un Ejemplo de Santidad y Vida Apartada Para Dios

Tema: Vivir apartados para Dios.

Objetivo: Enseñar a vivir en santidad y tener una vida apartada para Dios.

Introducción: Cuantos de nosotros cuando tenemos problemas no buscamos a Dios para que nos saque de ellos. Hoy estudiaremos uno de los personajes más importantes de la Biblia sobre una vida sin contaminación apartada para Dios.

logos university banner

Ilustración: La vida de Daniel y su equipo de trabajo.

Punto 1. ¿Quien era Daniel?

Daniel 1:3-4  “Y dijo el rey a Aspenaz,  jefe de sus eunucos,  que trajese de los hijos de Israel,  del linaje real de los príncipes, 4  muchachos en quienes no hubiese tacha alguna,  de buen parecer,  enseñados en toda sabiduría,  sabios en ciencia y de buen entendimiento,  e idóneos para estar en el palacio del rey;  y que les enseñase las letras y la lengua de los caldeos”.

R/ Era de la nobleza de Israel, era un príncipe, que no tenía tacha alguna. Enseñado en toda sabiduría, sabio en ciencia y de buen entendimiento.

sueño de daniel

Punto 2. ¿Cual fue el propósito de Daniel desde un principio?

Daniel 1:8  “Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey,  ni con el vino que él bebía;  pidió,  por tanto,  al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse”.

R/ No contaminarse

Punto 3. ¿Cómo pudo Daniel tener la fuerza para resistir?

R/ Por medio de la gracia de Dios y de la oración y una vida santa en unión con sus tres amigos. Podemos decir que Daniel tenia su equipo de trabajo, sus tres amigos que oraban junto a él.

Daniel 1:9  “Y puso Dios a Daniel en gracia y en buena voluntad con el jefe de los eunucos, 17  A estos cuatro muchachos Dios les dio conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias;  y Daniel tuvo entendimiento en toda visión y sueños. 20  En todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó,  los halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en todo su reino. 21  Y continuó Daniel hasta el año primero del rey Ciro.

Después de todo esto tuvo el rey Nabucodonosor un sueño que lo perturbaba mucho y mandó llamar a todos los magos, astrólogos y encantadores caldeos para que se lo interpretara.

Daniel 2:1  “En el segundo año del reinado de Nabucodonosor,  tuvo Nabucodonosor sueños,  y se perturbó su espíritu,  y se le fue el sueño”.

 Y como nadie que pudiera revelarle el sueño. El  rey promulgo un edicto para que mandar a matar a todos los sabios.

Daniel 2:11-13 “Porque el asunto que el rey demanda es difícil,  y no hay quien lo pueda declarar al rey,  salvo los dioses cuya morada no es con la carne. 12  Por esto el rey con ira y con gran enojo mandó que matasen a todos los sabios de Babilonia. 13  Y se publicó el edicto de que los sabios fueran llevados a la muerte;  y buscaron a Daniel y a sus compañeros para matarlos”

Pero Daniel intervino ante el capitán de la guardia del rey.

Daniel 2:14 “Entonces Daniel habló sabia y prudentemente a Arioc,  capitán de la guardia del rey,  que había salido para matar a los sabios de Babilonia. 15  Habló y dijo a Arioc capitán del rey:   ¿Cuál es la causa de que este edicto se publique de parte del rey tan apresuradamente?  Entonces Arioc hizo saber a Daniel lo que había. 16  Y Daniel entró y pidió al rey que le diese tiempo,  y que él mostraría la interpretación al rey”.

Y Daniel se fue a su casa a orar con su equipo de trabajo, y Dios hizo la obra que tenia preparada de antemano para Daniel. Porque debemos de tomar en cuenta que todo lo que estaba pasando era parte del plan perfecto de Dios para demostrar su poder y grandeza a Nabucodonosor.

Daniel 2:17-21 “Luego se fue Daniel a su casa e hizo saber lo que había a Ananías,  Misael y Azarías,  sus compañeros, 18  para que pidiesen misericordias del Dios del cielo sobre este misterio,  a fin de que Daniel y sus compañeros no pereciesen con los otros sabios de Babilonia. 19  Entonces el secreto fue revelado a Daniel en visión de noche,  por lo cual bendijo Daniel al Dios del cielo. 20  Y Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos,  porque suyos son el poder y la sabiduría. 21  El muda los tiempos y las edades;  quita reyes,  y pone reyes;  da la sabiduría a los sabios,  y la ciencia a los entendidos. 22  El revela lo profundo y lo escondido;  conoce lo que está en tinieblas,  y con él mora la luz.

Notemos en estos versículos el conocimiento que tenía Daniel de Dios de su poder y sabiduría.

Daniel 2:23-24  “A ti,  oh Dios de mis padres,  te doy gracias y te alabo,  porque me has dado sabiduría y fuerza,  y ahora me has revelado lo que te pedimos;  pues nos has dado a conocer el asunto del rey. 24  Después de esto fue Daniel a Arioc,  al cual el rey había puesto para matar a los sabios de Babilonia,  y le dijo así: No mates a los sabios de Babilonia;  llévame a la presencia del rey,  y yo le mostraré la interpretación.

Daniel le revela el sueño a Nabucodonosor como una muestra del poder del Dios Verdadero, de Jehová, el Dios de Daniel. Esta es una de las profecías más increíbles de la tierra, Dios le revela a Daniel la profecía de los cuatro grandes imperios que vendrían hasta llegar al Mesías príncipe.

Dan 2:27-41 “Daniel respondió delante del rey,  diciendo: El misterio que el rey demanda,  ni sabios,  ni astrólogos,  ni magos ni adivinos lo pueden revelar al rey. 28  Pero hay un Dios en los cielos,  el cual revela los misterios,  y él ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que ha de acontecer en los postreros días.  He aquí tu sueño,  y las visiones que has tenido en tu cama: 29  Estando tú,  oh rey,  en tu cama,  te vinieron pensamientos por saber lo que había de ser en lo por venir;  y el que revela los misterios te mostró lo que ha de ser. 30  Y a mí me ha sido revelado este misterio,  no porque en mí haya más sabiduría que en todos los vivientes,  sino para que se dé a conocer al rey la interpretación,  y para que entiendas los pensamientos de tu corazón. 31  Tú,  oh rey,  veías,  y he aquí una gran imagen.  Esta imagen,  que era muy grande,  y cuya gloria era muy sublime,  estaba en pie delante de ti,  y su aspecto era terrible. 32  La cabeza de esta imagen era de oro fino;  su pecho y sus brazos,  de plata;  su vientre y sus muslos,  de bronce; 33  sus piernas,  de hierro;  sus pies,  en parte de hierro y en parte de barro cocido. 34  Estabas mirando,  hasta que una piedra fue cortada,  no con mano,  e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido,  y los desmenuzó. 35  Entonces fueron desmenuzados también el hierro,  el barro cocido,  el bronce,  la plata y el oro,  y fueron como tamo de las eras del verano,  y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno.  Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra. 36  Este es el sueño;  también la interpretación de él diremos en presencia del rey. 37  Tú,  oh rey,  eres rey de reyes;  porque el Dios del cielo te ha dado reino,  poder,  fuerza y majestad. 38  Y dondequiera que habitan hijos de hombres,  bestias del campo y aves del cielo,  él los ha entregado en tu mano,  y te ha dado el dominio sobre todo;  tú eres aquella cabeza de oro. 39  Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo;  y luego un tercer reino de bronce,  el cual dominará sobre toda la tierra. 40  Y el cuarto reino será fuerte como hierro;  y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas,  desmenuzará y quebrantará todo. 41  Y lo que viste de los pies y los dedos,  en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro,  será un reino dividido;  mas habrá en él algo de la fuerza del hierro,  así como viste hierro mezclado con barro cocido. 42  Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido,  el reino será en parte fuerte,  y en parte frágil. 43  Así como viste el hierro mezclado con barro,  se mezclarán por medio de alianzas humanas;  pero no se unirán el uno con el otro,  como el hierro no se mezcla con el barro. 44  Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido,  ni será el reino dejado a otro pueblo;  desmenuzará y consumirá a todos estos reinos,  pero él permanecerá para siempre, 45  de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra,  no con mano,  la cual desmenuzó el hierro,  el bronce,  el barro,  la plata y el oro.  El gran Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir;  y el sueño es verdadero,  y fiel su interpretación.

Punto 4. ¿Cuál fue la recompensa de Dios para Daniel?

Por tener una vida santa sin contaminación Dios le revela a Daniel una cosa imposible para cualquier ser humano normal, sin importar que sea mago, astrólogo o adivino.

Punto 5. ¿Qué legado nos deja Daniel?

R/ Una de las profecías más grandes de la Biblia, que se la pudo dar solo a una persona con las características de Daniel.

Amigo que lees este bosquejo, quieres tu tener una vida santa apartada para Dios, solo tienes que recibir a Jesús como tu Señor y Salvador personal y podrás entrar a este mundo tan increíble de vivir apartado para Dios.

¿Te gustaría anunciar tu empresa aquí? Leer más

¿Qué opinas? Únete a la Discusión