¿Qué ocurre cuando recibimos a Cristo o nos hacemos Cristianos?

Cita Bíblica: Gal 3:1-5

Tema: El verdadero conocimiento del Espíritu.

Introducción:

En este estudio veremos como el apóstol  Pablo confronta de manera indignada la falta de sensatez de los gálatas, pues habiendo recibido a Cristo como su Señor y Salvador personal y habiendo sido sellados con el Espíritu Santo, dudan de la fe, haciendo vano el sacrificio de Cristo, como muchos de nosotros en nuestros tiempos lo hacen.

VIENDO EN LA OSCURIDAD

      Muchas veces el cristiano tiene que pasar por tiempos de oscuridad y dificultad, pero confiando en la Palabra de Dios para su dirección vamos a llegar a nuestro destino seguros.

     insensato, bosquejo  La experiencia de ciertos pescadores en el Golfo de México ilustra esta verdad.  Se habían alejado unas cinco millas de la costa en un pequeño bote en busca de su lugar preferido para pescar.  Pasaron el día bien y no tuvieron ningún problema hasta la última hora de la tarde, cuando, de repente, se formó una densa niebla.  Cuando se dieron cuenta de lo que ocurría y pusieron en marcha el motor para regresar, ya estaban inmersos en la niebla y la visibilidad era apenas de unos pocos metros.  Con los corazones encogidos trataban de ver dónde estaría la costa.  En ese momento, uno de ellos recordó que tenía una brújula en el bolsillo.  Aunque la diminuta aguja contradecía su propio sentido de dirección, acordaron seguirla.  Estos hombres confesaron más tarde que se habían dicho unos a otros, gritando, para ahogar el ruido del motor: “Yo no creo que la brújula funcione.  Con toda seguridad estamos yendo en otra dirección”.  Sin embargo, permitieron que la aguja les guiara.  Después de lo que les pareció un tiempo increíble, divisaron, por fin la silueta de la tierra firme.  Con precisión exacta habían salido de la niebla y se hallaban sólo a unos metros de donde habían partido.

Texto:

Gal 3:1  “¡Oh gálatas insensatos!  ¿Quién os fascinó para no obedecer a la verdad,  a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado? 2  Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley,  o por el oír con fe? 3  ¿Tan necios sois?  ¿Habiendo comenzado por el Espíritu,  ahora vais a acabar por la carne? 4  ¿Tantas cosas habéis padecido en vano?  Si es que realmente fue en vano. 5  Aquel,  pues,  que os suministra el Espíritu,  y hace maravillas entre vosotros,  ¿lo hace por las obras de la ley,  o por el oír con fe?”

 Punto 1. ¿Por qué los gálatas habían dudado, quien….los había fascinado y quien nos fascina a nosotros?

Texto: 1  “¡Oh gálatas insensatos!  ¿Quién os fascinó para no obedecer a la verdad,  a vosotros ante cuyos ojos Jesucristo fue ya presentado claramente entre vosotros como crucificado?” 

Comentario:

Pablo usa el término insensatos, significa que no tiene sus sentidos en orden, pero la palabra quizá que más se apega al griego seria Gálatas tontos, y sigue diciendo quien los fascinó, en otra versión dice: quien les ha embrujado, quien los ha embrutecido (en buen salvadoreño), y desobedecer alejándose o dudando del Cristo que Pablo les había presentado  crucificado y que ellos ya habían aceptado. Ustedes ya habían comprendido lo que significaba la muerte de Cristo en la cruz, como yo se los había pintado  de la imagen de Cristo muriendo en la cruz.

Pablo los confronta para hacerlos recapacitar a los que  se alejan de Cristo. 

Respuestas:

A)   Los gálatas dudaban por los judaizantes, los que les hablaban de la circuncisión

B)    No es que hubiesen sido fascinados, Pablo usa una palabra retórica para dar a entender que se habían entusiasmado con otras cosas.

C)  A nosotros nos fascina o mejor dicho nos atrae o nos aparta el pecado, la movida chueca, el traguito, el dinero, la carnita, la comodidad de la casa, un partido de fútbol,  en fin muchas cosas-

Punto 2. ¿Qué es lo que realmente pasa cuando recibimos a Cristo? ¿Como recibimos el Espíritu, y que es la fe?

Texto: 2  Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley,  o por el oír con fe? 3  ¿Tan necios sois?  ¿Habiendo comenzado por el Espíritu,  ahora vais a acabar por la carne? 

Comentario: 2 Pablo los confronta, les habla con exigencia para que razonen el porqué se han alejado, cuando les pregunta si recibieron el Espíritu por obedecer la ley, (por guardar la ley)  o por oír con  fe. En la otra versión dice: déjenme preguntarles: ¿recibieron ustedes el Espíritu por guardar la ley? Por supuesto que no, dice, El Espíritu Santo vino a ustedes o fueron llenos de él únicamente cundo ustedes creyeron en el mensaje de Cristo. ¿Se han enloquecido? Después de empezar su vida en el Espíritu, ¿por qué  ahora quieren llegar a ser perfectos por ustedes mismos o por su propio esfuerzo?  

Respuestas: 1 y 2 Nosotros  recibimos el Espirita o somos sellados con el Espíritu Santo cuando le creemos a Cristo, cuando le aceptamos, cuando le recibimos como nuestro suficiente salvador personal. Y esto es para siempre, pues la salvación no se pierde.  Ahora esto no quiere decir que ya estuvo que no necesitáremos mas de Dios, al contrario debemos de buscar la llenura del Espirita, tenemos que buscar la santificación, o sea cada día parecernos más a Cristo.

 3. La Biblia define la fe, como la certeza de lo que se espera, la seguridad de lo que no se ve (Heb. 9:1). Que la fe viene por el oír y el oír por la Palabra de Dios. Pero de la fe que habla la Palabra en este momento es la fe para salvación, o sea que creemos en Cristo aunque no lo vemos. Esto significa que creemos en que Cristo murió en la Cruz por nuestros pecados y que resucito y esta sentado a la diestra de Padre. Y creemos que él vendrá por su iglesia. Como vemos la fe es creer en lo que no vemos, es un merito exclusivo del Espíritu de Dios y no nuestro. 

Punto 3. ¿Vale la pena recibir a Cristo?

Texto: 3:4  ¿Tantas cosas habéis padecido en vano?  Si es que realmente fue en vano. 

Comentario: Pablo les pregunta para hacerles recapacitar de si había sido en vano haberse hecho cristianos, les dice creen ustedes que el haber sufrido por Cristo es en vano. En la otra versión dice: Han sufrido tanto por la Buenas Nuevas (por Cristo) seguramente no es en vano. Van ustedes a tirar todo por la borda.

R/ Recibir a Cristo no es en vano.

Punto 4. ¿Por que nos bendice Dios, por nuestras obras o por nuestra fe?

Texto: 5  Aquel,  pues,  que os suministra el Espíritu,  y hace maravillas entre vosotros,  ¿lo hace por las obras de la ley,  o por el oír con fe?”  

Comentario: El que os suministra el Espíritu y hace maravillas es Cristo. La otra versión dice: Les pregunto otra vez ¿Les da Dios el Espíritu Santo y les hace maravillas  por obedecer la la ley de Moisés?  Por supuesto que no! Lo hace por ustedes han creído el Mensaje y le han creído a Cristo.

R/  Que las maravillas que hace Cristo, no las hace por que seamos buenos o por nuestras obras. Las hace por el oír con fe, porque le hemos a creído a Cristo. Lo hace porque le seguimos y porque estamos dispuestos a ser sus discípulos y a vivir en santificación.

Conclusión:

Como hemos visto en este estudio, nosotros después de haber aceptado a Cristo hemos sido sellados con su Santo Espíritu, y el lo reconoce y esta dispuesto a hacer maravillas por nosotros si permanecemos en el.  Pero venimos nosotros y por cualquier cosa que nos pasa nos alejamos y queremos tirar la toalla. Pero Dios en su Palabra nos esta exhortando a que sigamos adelante, a que nunca nos rindamos, y que no veamos para atrás ni para agarrar impulso y que el hará maravillas en nuestras vidas. Como vimos en la ilustración Cristo es nuestra guía, nuestra brújula que nos guiara en nuestro camino, pero que nunca debemos de alejarnos de él.

Si usted ha sentido o cree que este sermón le ha tocado su corazón y quiere recibir a Jesucristo como su Salvador personal, solo tiene que hacer la siguiente oración:

Señor Jesús yo te recibo hoy como mi único y suficiente Salvador personal, creo que eres Dios que moriste en la cruz por mis pecados y que resucitaste al tercer día  Me arrepiento, soy pecador. Perdóname Señor. Gracias doy al Padre por enviar al Hijo a morir en mi lugar. Gracias Jesús por salvar mi alma hoy. En Cristo Jesús mi Salvador, Amen. 

Por José Alberto Vega

¿Qué opinas? Únete a la Discusión