Los Milagros Sí Existen – Bosquejo

Este es el bosquejo del sermón llamado “Los Milagros Sí Existen” y habla de uno de los aspectos mas difíciles de creer, que es: Que si existen los milagros, espero lo disfruten y lo puedan predicar en su iglesia, casa de oración, misión o simplemente que lo puedan meditar.

Tema: Los milagros

bautizo jesus, paloma espiritu santo, milagros, bosquejo

Objetivo: Saber que los milagros  realmente si existen y como lograrlo

Introducción: Empezaremos por definir lo que es un milagro: Se llama milagro a un evento atribuido a la intervención divina. De acuerdo a la definición del Diccionario de la Lengua Española; «1. m. Hecho no explicable por las leyes naturales y que se atribuye a intervención sobrenatural de origen divino.» Es un evento que aporta una revelación singular de la presencia y el poder de Dios. “se trata, dentro de la acción ordinaria de las fuerzas de la naturaleza de una interferencia del Autor de la naturaleza, (de Dios mismo obrando de manera extraordinaria)

Ilustración: En un número reciente de la “Sunday Times”, en la escuela se cuenta una historia de un rey oriental, que ilustra a la vez nuestra ilusión de respetar los procesos naturales, y también la obra de Dios y su presencia en ellos. El rey estaba sentado en un jardín, y uno de sus consejeros estaba hablando de las maravillosas obras de Dios.

“Muéstrame una señal,” dijo el rey, “y creeré.”

“Aquí hay cuatro bellotas”, dijo el consejero, “ve a usted, Majestad, las he plantado en el suelo, y si usted se agacharse por un momento y mira en esta piscina de agua clara”

El rey lo hizo así, “Ahora”, dijo el otro, “busque”.

El rey miró hacia arriba y vio a cuatro robles donde había plantado las bellotas.”Maravilloso!” , exclamó, “esto es de hecho la obra de Dios.”

“¿Cuánto tiempo estuvo buscando en el agua?” -preguntó el consejero.

“Sólo un segundo”, dijo el rey. “Ochenta años han pasado como un segundo”, dijo el otro. El rey miró a sus prendas, si no estaban gastadas. Miró su reflejo en el agua, se había convertido en un anciano. “No hay ningún milagro aquí, entonces,” dijo con enojo.

“Sí,” dijo el otro, “es la obra de Dios, si él lo hizo en un segundo o en ochenta años.”

Punto 1. ¿Existen realmente los milagros? R/ Si

Texto base: Mt 8:5-10,13; Lc 7:1-10

Mateo 8:5-10,13  “Entrando Jesús en Capernaum,  vino a él un centurión,  rogándole, 6  y diciendo: Señor,  mi criado está postrado en casa,  paralítico,  gravemente atormentado. 7  Y Jesús le dijo: Yoiré y le sanaré. 8  Respondió el centurión y dijo: Señor,  no soy digno de que entres bajo mi techo;  solamente dí la palabra,  y mi criado sanará. 9  Porque también yo soy hombre bajo autoridad,  y tengo bajo mis órdenes soldados;  y digo a éste:  Ve,  y va;  y al otro:  Ven,  y viene;  y a mi siervo:  Haz esto,  y lo hace. 10  Al oírlo Jesús,  se maravilló,  y dijo a los que le seguían: De cierto os digo,  que ni aun en Israel he hallado tanta fe.  13  Entonces Jesús dijo al centurión: Ve,  y como creíste,  te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora”.

¿Que nos enseñan estos milagros?

R/ A tener una fe a toda prueba y al mimo tiempo a tener paciencia porque Dios actúa en su tiempo, no en el nuestro.

Punto 2. ¿Quien es el que realmente realiza los milagros?

1 Corintios 12:17-11

En cuanto a los dones espirituales, no quiero, hermanos, que estéis en la ignorancia. (…) A cada cual se le otorga la manifestación del Espíritu para provecho común. Porque a uno se le da por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro fe, en el mismo Espíritu; a otro carisma de curaciones, en el único Espíritu; a otro, poder de milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversidad de lenguas; a otro, el don de interpretarlas. Pero todas estas cosas las obra un mismo y único Espíritu, distribuyéndolas a cada uno en particular según su voluntad.

Versión Reina Valera 1960

1Corintios 12:7 “Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. 8  Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría;  a otro,  palabra de ciencia según el mismo Espíritu; 9  a otro,  fe por el mismo Espíritu;  y a otro,  dones de sanidades por el mismo Espíritu. 10  A otro,  el hacer milagros;  a otro,  profecía;  a otro,  discernimiento de espíritus;  a otro,  diversos géneros de lenguas;  y a otro,  interpretación de lenguas. 11  Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu,  repartiendo a cada uno en particular como él quiere”.

Como podemos ver el apóstol Pablo lo menciona entre los dones, y los dones son dados por Espíritu Santo

Para el cristianismo en general, el milagro sería un hecho sin explicación científica razonable. Agustín de Hipona ofreció la siguiente definición de milagro: «Milagro llamo a lo que, siendo arduo e insólito, parece rebasar las esperanzas posibles y la capacidad del que lo contempla» (De utilitate credendi, 16,34). Pero el mismo autor no pone tanto énfasis en los milagros como «desafíos a las leyes naturales». Agustín de Hipona marca que todos los hechos (ordinarios o extraordinarios) tienen una significación religiosa: visto desde el punto de vista de la fe, «tanto el crecimiento de la mies como la multiplicación de los panes tienen el sello del amor y del poder del Dios»

R/ Los milagros los realiza Dios por medio de Jesucristo y el Espíritu Santo

Los milagros no son simples acontecimientos que resulten de una simple combinación de las fuerzas físicas, sino que provienen de un acto de la voluntad divina. En un sentido estricto no se da el nombre de milagro a cualquier hecho o acontecimiento debido a causas sobrenaturales ni a coincidencias sobrenaturales. Los milagros son de ´Dios, el creador de todas las cosas y suceden cuando él quiere.

Punto 3. ¿Como se dan los milagros?

R/ Creyendo de todo corazón que si existen, y que Dios cuando da la llaga ya tiene listo el remedio pero en su tiempo.

Job 5:18-24 “Porque él es quien hace la llaga,  y él la vendará;   El hiere,  y sus manos curan. 19  En seis tribulaciones te librará,  Y en la séptima no te tocará el mal. 20  En el hambre te salvará de la muerte, Y del poder de la espada en la guerra. 21  Del azote de la lengua serás encubierto; No temerás la destrucción cuando viniere. 22  De la destrucción y del hambre te reirás, Y no temerás de las fieras del campo; 23  Pues aun con las piedras del campo tendrás tu pacto,  Y las fieras del campo estarán en paz contigo. 24  Sabrás que hay paz en tu tienda;  Visitarás tu morada,  y nada te faltará”.

Punto 4.  Cierre ¿Qué debo hacer para conseguir mi milagro?

R/ Simplemente creer, teniendo fe y paciencia.

Amigo y hermano que nos visita quiere usted entrar a este circulo de privilegiados, solamente tiene que recibir a nuestro Señor Jesucristo arrepintiéndose de corazón, naciendo de nuevo y tener fe, confiando que si el Señor lo trajo acá es porque él quiere hacerlo o darle su milagro.

Que Dios nos bendiga a todos.

Si usted ha leído u oído este mensaje y siente que quiere cambiar su vida y comenzar una nueva viviendo en el Espíritu, lo invito a que tome la decisión de recibir a Cristo como su Señor haciendo una pequeña oración,   esto no significa un cambio de iglesia o de religión, significa que usted quiere ser un hijo de Dios, capaz de vivir en el Espíritu. Lo invito a que haga la siguiente oración:

“Señor Jesús, yo te recibo hoy como mi único y suficiente Salvador personal; creo que eres Dios, que moriste en la cruz para perdonar mis pecados y que resucitaste al tercer día. Me arrepiento, soy pecador. Perdóname Señor. Gracias doy al Padre por enviar al Hijo a morir en mi lugar. Gracias Señor Jesús por salvar mi alma hoy. En Cristo Jesús mi salvador, amén”

Si usted hizo esta oración, usted ha nacido de nuevo, ahora es parte de la familia de Dios, pues su Palabra dice: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio la potestad de ser hechos Hijos de Dios” Juan 1:12

¿Qué opinas? Únete a la Discusión