Partiendo de Cero, la Misericordia de Dios – Bosquejo

Este es el bosquejo del sermón titulado “Partiendo de Cero, la Misericordia de Dios”  un bello ejemplo de la misericordia de Dios. Lo podemos utilizar para predicar en nuestra iglesia o para meditar en la Palabra de Dios.

Tema: La oportunidad de volver a empezar

logos university banner

Propósito: La oportunidad que nos da Dios de restaurar nuestras vidas

Introducción: Muchas veces nosotros estamos en sufrimiento por habernos desviado de los caminos de Dios o por no haber consultado con él las decisiones que hemos tomado, pero Dios es un Dios de amor y misericordia. El siempre está esperando a que nosotros nos volvamos a él y el siempre está dispuesto a perdonarnos

hombre en desesperacion, hombre triste, tristeza, fracaso, bosquejo

Ilustración: El pueblo de Israel después de la cautividad en Babilonia regresó a su tierra por orden de Ciro para reconstruir el templo, ellos estaban completamente sin nada, podemos decir que partiendo de cero antes de recibir el decreto de Ciro. El dio la orden de que le proveyeran de oro y toda clase de ayuda par a que regresaran a su tierra y comenzaran de nuevo. Este hecho se dio por la provisión de Dios para que terminaran los 70 años de cautiverio. (Esdras cap. 1) “Jesús es nuestro restaurador”.

Punto 1.Dios nos muestra su Disposición a Ayudarnos

Dios nos da muchos ejemplos de que él está dispuesto a ayudarnos y perdonarnos y darnos una nueva oportunidad de que partamos de cero.

Texto base: Pr 1:23”Volveos a mi reprensión;  He aquí yo derramaré mi espíritu sobre vosotros, Y os haré saber mis palabras”

Jer 3:12 Ve y clama estas palabras hacia el norte,  y di: Vuélvete,  oh rebelde Israel,  dice Jehová;  no haré caer mi ira sobre ti,  porque misericordioso soy yo,  dice Jehová,  no guardaré para siempre el enojo.

Jer 26:3“Quizá oigan,  y se vuelvan cada uno de su mal camino,  y me arrepentiré yo del mal que pienso hacerles por la maldad de sus obras”.

Punto 2. Cuando todo se ha perdido puede ser por dos razones

Porque se ha pecado o es una prueba de Dios. En el siguiente ejemplo no había pecado. Pero Dios tenía confianza en Job y permite que Satanás lo toque.

Job 1:20-22  “Entonces Job se levantó,  y rasgó su manto,  y rasuró su cabeza,  y se postró en tierra y adoró, 21  y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre,  y desnudo volveré allá.  Jehová dio,  y Jehová quitó;  sea el nombre de Jehová bendito. 22  En todo esto no pecó Job,  ni atribuyó a Dios despropósito alguno”

Job 2:7-10  “Entonces salió Satanás de la presencia de Jehová,  e hirió a Job con una sarna maligna desde la planta del pie hasta la coronilla de la cabeza. 8  Y tomaba Job un tiesto para rascarse con él,  y estaba sentado en medio de ceniza. 9  Entonces le dijo su mujer: ¿Aún retienes tu integridad?  Maldice a Dios,  y muérete. 10  Y él le dijo: Como suele hablar cualquiera de las mujeres fatuas,  has hablado.  ¿Qué?  ¿Recibiremos de Dios el bien,  y el mal no lo recibiremos?  En todo esto no pecó Job con sus labios.

Job es clásico ejemplo de un hombre justo y perfecto pero que Dios lo puso a prueba y salió vencedor de ella”

Punto 3. Pero muchas veces tenemos cansado a Dios con nuestros pecados y nuestra falsa manera de vivir, por nuestra hipocresía.

Texto: Isaías 1:11-14 “¿Para qué me sirve,  dice Jehová,  la multitud de vuestros sacrificios?  Hastiado estoy de holocaustos de carneros y de sebo de animales gordos;  no quiero sangre de bueyes,  ni de ovejas,  ni de machos cabríos. 12   ¿Quién demanda esto de vuestras manos,  cuando venís a presentaros delante de mí para hollar mis atrios? 13  No me traigáis más vana ofrenda;  el incienso me es abominación;  luna nueva y día de reposo,  el convocar asambleas,  no lo puedo sufrir;  son iniquidad vuestras fiestas solemnes. 14  Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma;  me son gravosas;  cansado estoy de soportarlas. 15  Cuando extendáis vuestras manos,  yo esconderé de vosotros mis ojos;  asimismo cuando multipliquéis la oración,  yo no oiré;  llenas están de sangre vuestras manos”

Dios nos está prometiendo que no oirá nuestras súplicas por nuestra maldad.

Punto 4. El nos ofrece una vida nueva, llamémosle empezando de cero

Isaías 1:18 “Venid luego,  dice Jehová,  y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana,  como la nieve serán emblanquecidos;  si fueren rojos como el carmesí,  vendrán a ser como blanca lana”

Punto 5 y cierre. Dios quiere que cambiemos, que empecemos a ser verdaderos cristianos.

Isaías 1:16-17  “Lavaos y limpiaos;  quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos;  dejad de hacer lo malo; 17 aprended a hacer el bien;  buscad el juicio,  restituid al agraviado,  haced justicia al huérfano,  amparad a la viuda”.

Cristo nuestro Señor nos dio una nueva oportunidad par nuestras vidas trayendo la salvación para toda la humanidad, para todo  aquel que lo quiera recibir en su corazón. El nos da una nueva vida en él. . 2 Corintios 5:17:

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas”.

Esto significa que tenemos la oportunidad de empezar todo de nuevo y llevar una vida en prosperidad con Cristo en nuestras vidas.

Que Dios nos bendiga a todos.

Si usted ha leído u oído este mensaje y siente que quiere cambiar su vida y comenzar una nueva viviendo en el Espíritu, lo invito a que tome la decisión de recibir a Cristo como su Señor haciendo una pequeña oración,   esto no significa un cambio de iglesia o de religión, significa que usted quiere ser un hijo de Dios, capaz de vivir en el Espíritu. Lo invito a que haga la siguiente oración:

“Señor Jesús, yo te recibo hoy como mi único y suficiente Salvador personal; creo que eres Dios, que moriste en la cruz para perdonar mis pecados y que resucitaste al tercer día. Me arrepiento, soy pecador. Perdóname Señor. Gracias doy al Padre por enviar al Hijo a morir en mi lugar. Gracias Señor Jesús por salvar mi alma hoy. En Cristo Jesús mi salvador, amén”

Si usted hizo esta oración, usted ha nacido de nuevo, ahora es parte de la familia de Dios, pues su Palabra dice: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio la potestad de ser hechos Hijos de Dios” Juan 1:12

¿Te gustaría anunciar tu empresa aquí? Leer más

¿Qué opinas? Únete a la Discusión