Perdido y Hallado – Bosquejo para Sermones

Este es el Bosquejo para Sermones titulado “Perdido y Hallado” que nos habla de la Parábola de las cien ovejas. Esta parábola nos enseña que si buscamos a Dios, lo vamos a encontrar.

¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? (Lc. 15:4).

INTRODUCCIÓN:

Las series de parábolas en Lc. 15 son una especie de collar de perlas preciosas, enhebradas juntas por el pensamiento común de «cosas perdidas y halladas». Esta parábola establece la necesidad que tiene el pecador y el amor del Salvador.

oveja perdida, hallado1. La oveja perdida:

a) Separada del Pastor (1 P. 2:25; Is. 53:6).

b) Expuesta a influencias destructivas (1 P. 5:8).

2. La oveja buscada:

a) El motivo del Pastor:

—No era el castigo (Jn. 3:17; 12:47).
—No era el interés propio: no estaba ansioso por su pérdida, sino por la oveja perdida.
—El amor que da todo de sí (Gá. 2:20).

b) El método del Pastor:

—Él es quien toma la iniciativa: Él inicia la búsqueda.
—Es persistente: «hasta encontrarla».

3. La oveja encontrada:

a) La ternura del Pastor: «Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso».
b) El cuidado del Pastor: «… Y al llegar a casa» (con la oveja en sus brazos).
c) El gozo del Pastor: «Gozaos conmigo».
d) El método de salvación del Pastor:

—Gracia: la única forma posible de salvar a una oveja perdida.
—Arrepentimiento: «Gozo en el Cielo por un pecador que se arrepiente».

¿Te gustaría anunciar tu empresa aquí? Leer más

¿Qué opinas? Únete a la Discusión