¿Qué tan lejos estás de la cruz de Cristo? – Bosquejo para Sermones

 En el presente sermón estudiaremos  ¿Qué tan lejos estás de la cruz de Cristo?

Tema: Nuestra naturaleza pecaminosa

Objetivo: Enseñar a seguir a Cristo

Introducción: ¿Cómo está tu relación con Jesucristo? ¿Ha sido tocado realmente por el Señor? ¿Lo conoces realmente? El problema es que aún siendo cristianos nuestra relación con el Señor está muchas veces muy fría, o distante. ¿Qué sentimos realmente cuando escuchamos la palabra de Dios? Muchas veces criticamos el sermón, o criticamos al predicador, porque creemos que nosotros sabemos más, que estamos mejor preparados de quien está predicando la palabra, o simplemente, nos hemos enfriado tanto que ya no nos toca el corazón. ¿Pero por qué?

Ilustración: Hoy que me está tocando ir a los penales y poder participar de los cultos que allí se llevan a cabo, veo que existe como un fuego, que en los cultos los internos cantan con una devoción tan grande que nos transportan a un nivel de cercanía con Dios. Anoche que estaba diseñando las frases de pensamientos cristianos, Dios me puso en el corazón escribir ” qué tan lejos está la cruz de Cristo en tu vida” Dios me puso que hiciera las siguientes preguntas: ¿Te gozas en su presencia? ¿Hablas con él?¿Le buscas? ¿Le sirves? ¿Le amas? ¿Cumples sus mandamientos? cuando empecé a escribir este pensamiento, no lo tenía ni la menor idea de que esto se iba a convertir en un sermón.

Punto 1. ¿Por qué nos pasa esto?

Santiago 4:1-4  “¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros?  ¿No es de vuestras pasiones,  las cuales combaten en vuestros miembros? Codiciáis,  y no tenéis;  matáis y ardéis de envidia,  y no podéis alcanzar;  combatís y lucháis,  pero no tenéis lo que deseáis,  porque no pedís. Pedís,  y no recibís,  porque pedís mal,  para gastar en vuestros deleites. ¡Oh almas adúlteras!  ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios?  Cualquiera,  pues,  que quiera ser amigo del mundo,  se constituye enemigo de Dios.”

El hombre está dividido en dos partes, en su parte carnal, y su parte espiritual. (algunos creen que es en tres partes). Debido al pecado original de Adán el hombre perdió su estado puro con que Dios sólo había creado y cayó en una depravación total, se corrompió totalmente. El hombre para que pueda ser regenerado necesita volver a nacer, lo dice nuestro Señor. Jesucristo en Juan 3:3 y en el 3:7 lo dice específicamente, cuando dice: “os  es necesario nacer de nuevo”, y esto sólo se logra aceptando a Cristo como nuestro Señor y salvador personal, usted y yo no podemos hacer nada por nosotros mismos, pues como dice la palabra estábamos muertos en nuestros delitos y pecados, (Efe 2:1) el hombre sin Cristo en su corazón no es capaz de hacer nada por sí mismo, por lo tanto le es necesario nacer de nuevo. Pues su naturaleza pecaminosa lo empujará siempre a hacer lo malo. Cuando Paulo dice que el que el querer hacer lo bueno está en mi, pero no hago lo que yo quiero si no lo que mi cuerpo quiere, estaba diciendo que es su naturaleza pecaminosa lo que lo empuja a hacer el mal, a pecar. No es el cuerpo el que peca, es el hombre interior el que planifica el mal.

Punto 2. ¿Pero qué podemos hacer para salir de esta vida pecaminosa?

Efesios 2:1-5 “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo,  siguiendo la corriente de este mundo,  conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. Pero Dios, que el rico en misericordia por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracias sois salvos).

Como podemos ver esta cita bíblica corrobora lo que dice Santiago 4:1-4. (Leer Santiago).

Punto 3. Pero ¿que necesitamos para estar cerca de la cruz de Cristo?

cristo, cruz, humillacion, crucificado, crucifixion

Filipenses 2:5-8 ” Hay, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de ciervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló asimismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz”

Como podemos ver, nuestro Señor Jesucristo cumplió las tres condiciones necesarias para glorificar el Padre y esta relación se logra sólo a través de tres cosas: humildad, sumisión y obediencia. Como podemos ver Jesucristo se humilló, ¿podemos nosotros hacer lo mismo? Sólo teniendo una cercanía con Cristo podemos llegar a este nivel.

Entonces ahora contestémonos las preguntas que Dios me puso que escribiera en el pensamiento cristiano de la ilustración: ¿qué tan lejos estas de la cruz de Cristo? ¿Te gozas en su presencia? ¿Hablas con Él? (orar) ¿Le buscas? ¿Le sirves? ¿Le amas? ¿Cumples sus mandamientos? Y ¿cuántas cosas más necesitamos hacer para estar cerca de la cruz de Cristo?

Punto 4. Para cerrar

Juan 6:37-40 nos lo dice claramente “Todo lo que el Padre me da, vendrá a mi; y el que mi viene, no le echó fuera. Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, si no la voluntad del que me envió. Y éste la voluntad del Padre, el que me envió: que todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero. Y esta es la voluntad el que me ha enviado: que todo aquel que ve al hijo, y creen él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré y en el día postrero”

Obediencia y sumisión.

Si el Hijo de Dios, hecho carne se humilló, es obediente y se somete a su Padre. Así nosotros si queremos estar cerca de la cruz de Cristo tenemos que hacer lo mimo.

Dios los bendiga. Si usted escuchó o leyó este sermón y cree que se ha alejado de la cruz de Cristo y quiere volver a estar cerca de Él, no lo dude reconcíliese con Él.  Pero si nunca lo ha recibido, este es el momento que lo haga. No esté ni un día más lejos de la cruz de Cristo. Porque Él le ama tanto que dio su vida por usted.

Escrito por Alberto Vega

author

Director y co-fundador del ministerio "El Punto Cristiano". Capellán de la Red Nancional de Pastores y Líderes para el Desarrollo de El Salvador, con estudios de Lic. en teología de The Miami International Seminary, MINTS, SIMES para El Salvador.

¿Qué opinas? Únete a la Discusión

Comments are closed.

Únete a la Discusión

 

  • Te ha gustado el estudio bíblico?

    Compartelo con tus amigos