El Sol de Justicia – Bosquejo

sol, campo, justicia, cielo

Cita Bíblica: Malaquías 4:2

logos university banner

INTRODUCCIÓN:

Una de las más hermosas figuras de Cristo en el Antiguo Testamento. Los judíos esperaban el día de Jehová como un día de espantoso juicio sobre la Tierra. El profeta afirma que así será, pero antes aparecerá «El Sol de justicia». Consideremos la bella comparación entre el Sol y Cristo…

1. Su grandeza y magnificencia: se le llama el «astro rey» porque atrae a los planetas, los ilumina y vivifica. Aunque se halla a 150 millones de kilómetros de distancia, lo vemos con un esplendor incomparable. Desde tiempos antiquísimos, los hombres faltos de revelación genuina, dirigieron su mirada al Sol como un dios, pero en el Sal. 19 David canta a las virtudes del Sol diciendo: «Los Cielos cuentan—sólo cuentan, o sea, muestran—el poder y la gloria de un Ser superior». Ninguna criatura puede compararse a Él. Como el resplandor de la Luna y las estrellas se desvanece ante la presencia del astro rey, así es la gloria de las criaturas ante la de Dios.

2. El sol como centro de atracción: planetas, satélites y cometas giran a su alrededor. Así lo es Cristo en la esfera espiritual. Los ángeles, en regiones celestes, y los creyentes, en esta esfera material, se mantienen en relación con Él, atraídos por la maravilla de su amor que le llevó a asumir una naturaleza humana para dar a conocer y restaurarnos a la comunión con el Padre (anécdota: un gran pensador compara el plan divino de salvación con una suposición curiosa. Si un planeta se hubiese apartado del centro de atracción que es el Sol, no podría ser restaurado y retrotraído a la armonía a menos que el astro rey le siguiese en su extravío y, acercándose a él, le atrajese de nuevo a la órbita solar).

Esto hizo Cristo en el sentido moral. Juan dice: «Nosotros le amamos a Él porque Él nos amó primero».

3. El sol como lumbrera: sus potentes rayos lo hacen insustituible. Jesús dice: «Yo soy la luz del mundo.» Él ha arrojado una luz clara sobre el carácter de Dios, la ley moral y el destino de los seres humanos. «Suprimid a Cristo—como dijo Lamartine—y se habrá hecho
noche en el alma humana». Esto nos lo prueba el mundo pagano antes del cristianismo. Puntos luminosos: Confucio o Sócrates, los cuales hablaron como hombres…

a) Confucio: de los deberes morales con el prójimo y con los padres.
b) Sócrates: sobre las posibilidades de que exista inmortalidad.

Pero ninguno se atrevió a decir: «De cierto, de cierto os digo…» ¡Cuántas aberraciones! ¡Cuánta inseguridad! ¡Cuántos sacrificios de seres humanos, divinización de imágenes mudas, animales…! Hasta el siglo pasado, en que por fin el Evangelio se extendió por el mundo entero.

4. La benéfica influencia del sol:

a) Vivifica la naturaleza muerta. Así la luz del Evangelio, a los muertos en delitos y pecados, transforma las almas para que anden en novedad de vida. Miles de ejemplos…

b) Es valioso factor de sanidad. Médico sin rival. Ved la diferencia entre un labrador y un recluso en una mazmorra. Una planta en el campo y otra en una bodega. Así, la robustez de vida espiritual en el creyente depende de la relación más o menos directa que mantenga con Cristo.

c) Purifica la atmósfera. Una enorme cantidad de gas carbónico afluye constantemente a la atmósfera, pero bajo la acción del Sol las plantas lo convierten en oxígeno. No lo pueden hacer por sí mismas, sino cuando el Sol produce en sus hojas la acción clorofílica.

Los creyentes son—según la figura de Cristo mismo—los pámpanos que, por estar en relación con un Salvador vivo, tienen vida espiritual y transforman el pecado en bendición.

5. Un contraste glorioso: los científicos declaran que el Sol se va enfriando; dentro de millones de años se habrá apagado por completo. ¡Qué triste si ésta fuera la perspectiva respecto al Sol de justicia! Pero Él dijo: «El Cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán».

CONCLUSIÓN:

Creyente, recibe de tal forma los rayos de gracia de Cristo que puedas llevar una vida espiritual robusta de tal modo que seas una bendición para otros. Escéptico, convéncete de que únicamente Cristo es el Salvador que necesitas.

¿Te gustaría anunciar tu empresa aquí? Leer más

¿Qué opinas? Únete a la Discusión