La Supremacia de Cristo – Bosquejo

Este es el Bosquejo para Sermones titulado «La Supremacia de Cristo» que nos dejará una enseñanza.

Cita Bíblica: Colosenses 1

INTRODUCCIÓN:

supremacia, cristo, apocalipsis, sol, luna, tierra¿A qué cristiano no le agrada cantar los himnos de nuestros himnarios que expresan gratitud y amor a Cristo, o que le rinden homenaje de adoración y gloria? Esto es precisamente lo que hace el apóstol Pablo en este capítulo, donde declara que Cristo, en todo, tiene el primado.

1. Primero, en la creación (vv. 15, 16): Él es, junto con el Padre y el Espíritu Santo, el Ser creador y sustentador de toda la Creación y que existió antes de toda cosa creada (Ello puede confirmarse con los textos de Jn. 1:3 y Jn. 17:5).

2. Primero, en la reconciliación (vv. 20 a 22): hay un solo mediador (1 Ti. 2:5). Ningún otro es digno o capaz de este oficio (Hch. 4:12). Se ha discutido mucho qué significa: «Las cosas que están en los Cielos». Los ángeles santos están ya reconciliados, pero se ha hecho observar la palabra Cielos en plural, por lo que ha hecho pensar en una salvación cósmica de la cual el mundo sería el escenario escogido por Dios, entre posibles habitantes de las estrellas caídos o por caer, que todavía no ha llegado para ellos el momento de prueba. Este texto era incomprensible cuando predominaban los conceptos astronómicos de Aristóteles, en la Edad Media; en cambio, hoy día, puede dar lugar a muchas suposiciones; sin pretender hacerlas dogma de fe. No obstante, sirve para engrandecer el concepto de Cristo y de su obra redentora.

3. Primero, en la resurrección (v. 18): es en virtud de su resurrección que ha levantado fe en Él, como lo expresa Pedro en su l epístola, 1:3: «Nos hizo renacer para una esperanza viva mediante su resurrección de entre los muertos». Cristo es la primicia de la gran multitud redimida que participará de la gloria de su resurrección en su venida.

4. Primero, en la iglesia: Cristo es su cabeza (v. 18). Confirmado por Ef. 1:22, 23. Es preciosa la figura que nos hace pensar que estamos unidos a Cristo nuestro Señor, invisible pero real, como los miembros lo están a la cabeza (l Co. 12:12, 13).

5. Primero, en la vida del cristiano (v. 27): «Cristo vive en mí», decía Pablo (Gá. 2:20). ¡Misterio insondable! Oculto desde los siglos, pero ahora manifestado en sus santos. ¿Qué efecto tiene dicha revelación en nuestras vidas?

6. Primero, en todo (v. 18): así como el Sol supera en gloria el brillo de la Luna y de cualquier lumbre que los hombres puedan encender (1 Co. 15:41). La gloria del Señor es incomparablemente superior a toda otra gloria, pues en Él habita toda la plenitud de Dios (v. 19).

CONCLUSIÓN:

Cuando el apóstol Pablo escribía esto, tenía en mente a los sectarios gnósticos que consideraban a Cristo como un último eón en la escala angélica de las revelaciones de la divinidad invisible; pero He. 1 derriba totalmente esta suposición. Cristo es, no el último, si, no el primero (Col. 2:9). Ésta es la maravilla que no podemos comprender, pero está revelada en la Sagrada Escritura. Los cristianos modernistas ponen a Cristo mucho más bajo que los gnósticos; pero los cristianos bíblicos sabemos a qué atenernos.

Si usted ha sentido o cree que este sermón le ha tocado su corazón y quiere recibir a Jesucristo como su Salvador personal, solo tiene que hacer la siguiente oración:

Señor Jesús yo te recibo hoy como mi único y suficiente Salvador personal, creo que eres Dios que moriste en la cruz por mis pecados y que resucitaste al tercer día  Me arrepiento, soy pecador. Perdóname Señor. Gracias doy al Padre por enviar al Hijo a morir en mi lugar. Gracias Jesús por salvar mi alma hoy. En Cristo Jesús mi Salvador, Amen.

¿Qué opinas? Únete a la Discusión