Una Verdadera Amistad – Bosquejo para Sermones

Hoy trataremos el tema de Una verdadera amistad, algo tan importante en la vida de todo ser humano.

Tema: La amistad

Objetivo: Enseñar el valor de la amistad

Introducción: en este día del amor y la amistad estudiaremos una de las amistades más famosas en la historia de toda la Biblia. El tema de la amistad es tan importante que hasta la Palabra de Dios habla que de lo bueno e importante que es la amistad. Lo encontramos en el libro de Proverbios

“En todo tiempo ama el amigo, Y es como un hermano en tiempo de angustia.”(17:17) “El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano. (18:24).  Este es el caso que estudiaremos en este día, la amistad entre Jonatán y David. Pero no nos olvidemos que el mejor amigo de todos es Dios.

Ilustración: cuando yo estaba muy joven, me recuerdo que tenía muchos amigos en el barrio donde yo había crecido, pero de repente, uno por uno de estos amigos empezó a buscar pleito conmigo. Había algo que yo no entendía, y esto era, el porqué todos me molestaban y buscaban pelearse conmigo. La cosa es que yo tenía una hermana muy bonita que era un poco menor que yo, y todos estos muchachos andaban queriendo conquistarla y no encontraban la forma de hacerlo; empezaron a llamar mi cuñado, pero nunca ninguno de ellos me platicó de su interés por mi hermana, en lugar de eso, le buscaban era pleito conmigo. Así que poco a poco cada uno de ellos me fue retando para que nos diéramos de golpes. Sentí mucha tristeza al principio porque los que yo había considerado que eran mis amigos desde que estaba pequeño no me quería, al contrario, se habían peleado conmigo.

Pero un día, fui a la iglesia del barrio y vi parados frente a mi a tres muchachos vestidos decentemente, y se veía desde lejos que eran diferentes a los amigos que yo había tenido antes. Desde ese momento yo me propuse en mi corazón que ellos iban a ser mis amigos porque los veía que eran decentes, pues no se parecía en nada a los anteriores. La verdad que estos tres jóvenes se convirtieron en mis mejores amigos por el resto de mi vida, cada uno de ellos fue prosperando en la vida por medio de los estudios o el trabajo, pero la amistan nunca se perdió. Llegamos a la adultez y todavía existe un gran cariño y amistad entre nosotros. A medida que crecimos no fuimos conociendo y aceptándonos tal como éramos.  Yo digo que lo que hizo que fuéramos tan buenos amigos era la afinidad entre nosotros y que nos aceptábamos uno al otro tal como éramos.

amigo, amistad, hermano,

                      I. El nacimiento de una amistad

“Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl,  el alma de Jonatán quedó ligada con la de David,  y lo amó Jonatán como a sí mismo. Y Saúl le tomó aquel día,  y no le dejó volver a casa de su padre. E hicieron pacto Jonatán y David,  porque él le amaba como a sí mismo. Y Jonatán se quitó el manto que llevaba,  y se lo dio a David,  y otras ropas suyas,  hasta su espada,  su arco y su talabarte.” 1 Samuel 18:1-4

Veamos el trasfondo histórico del nacimiento de esta amistad. Jonatán había observado la actitud de David desde el principio, de cómo actuó David frente a Goliat y al final de como lo venció, hubo algo que encendió la llama de la amistad en ese momento, Jonatán había observado cómo se comportaba un verdadero hijo de Dios, con valentía y coraje.

Eran casi de la misma edad. El príncipe se había interesado poco en David como músico, pero su heroísmo y su porte modesto y varonil, su piedad y sus elevados dotes, encendieron la llama, no sólo de admiración sino de afecto, en la mente congenial de Jonatán.

Y salía David a dondequiera que Saúl le enviaba,  y se portaba prudentemente.  Y lo puso Saúl sobre gente de guerra,  y era acepto a los ojos de todo el pueblo,  y a los ojos de los siervos de Saúl” 1 Samuel 18:5

“Y David se conducía prudentemente en todos sus asuntos,  y Jehová estaba con él. Y viendo Saúl que se portaba tan prudentemente,  tenía temor de él. Mas todo Israel y Judá amaba a David,  porque él salía y entraba delante de ellos. 1 Samuel 18:14-16

Esta amistad debe de ser un ejemplo de cómo nosotros debemos de observar a las personas que nos rodean para que así podamos escoger como amigos a los que se comportan de una manera digna. La amistad que nació entre Jonatán y David se hizo tan fuerte porque se respetaban mutuamente, y ésta fue la razón por la que Jonatán comenzó a proteger a David de su propio Padre, demostrando así que había un lazo muy fuerte entre ellos dos, que más parecían Hermanos, que amigos.

II. Un buen amigo procura protegerte y apoyarte en los tiempos difíciles.

“Habló Saúl a Jonatán su hijo,  y a todos sus siervos,  para que matasen a David;  pero Jonatán hijo de Saúl amaba a David en gran manera, y dio aviso a David,  diciendo: Saúl mi padre procura matarte;  por tanto cuídate hasta la mañana,  y estate en lugar oculto y escóndete. Y yo saldré y estaré junto a mi padre en el campo donde estés;  y hablaré de ti a mi padre,  y te haré saber lo que haya. Y Jonatán habló bien de David a Saúl su padre,  y le dijo:  No peque el rey contra su siervo David,  porque ninguna cosa ha cometido contra ti,  y porque sus obras han sido muy buenas para contigo; pues él tomó su vida en su mano,  y mató al filisteo,  y Jehová dio gran salvación a todo Israel.  Tú lo viste,  y te alegraste;  ¿por qué,  pues,  pecarás contra la sangre inocente,  matando a David sin causa? Y escuchó Saúl la voz de Jonatán,  y juró Saúl: Vive Jehová,  que no morirá.” 1 Samuel 19:1-6

Algo muy importante de un amigo es que procura protegerte y aún defenderte de las personas que te atacan, como lo vemos en Jonatán. Le dijo al padre que él cometía un gran pecado al conspirar contra la vida de un hombre que había rendido los servicios más inestimables a la nación, y cuya lealtad había sido uniformemente firme y fiel. Las fuertes amonestaciones de Jonatán produjeron efecto en la mente impulsiva de su padre, porque todavía era susceptible a impresiones buenas y honestas, y prometió con juramento abandonar su propósito hostil; y así, por la intervención del príncipe de rasgos nobles, se efectuó una reconciliación momentánea, como resultado de la cual David fué nuevamente ocupado en el servicio público.

Yo digo que para eso es la amistad, para tener personas que nos queramos sin ver nuestros defectos, sino que al contrario, estemos dispuestos a apoyarnos uniendo  nuestros mejores esfuerzos apoyándonos en los momentos de dificultad.

III. Al buen amigo se le puede pedir ayuda.

“Después David huyó de Naiot en Ramá,  y vino delante de Jonatán,  y dijo: ¿Qué he hecho yo?  ¿Cuál es mi maldad,  o cuál mi pecado contra tu padre,  para que busque mi vida? El le dijo: En ninguna manera;  no morirás.  He aquí que mi padre ninguna cosa hará,  grande ni pequeña,  que no me la descubra;  ¿por qué,  pues,  me ha de encubrir mi padre este asunto?  No será así. Y David volvió a jurar diciendo: Tu padre sabe claramente que yo he hallado gracia delante de tus ojos,  y dirá: No sepa esto Jonatán,  para que no se entristezca;  y ciertamente,  vive Jehová y vive tu alma,  que apenas hay un paso entre mí y la muerte. Y Jonatán dijo a David: Lo que deseare tu alma,  haré por ti. 1 Samuel 20:1-4

El buen amigo está dispuesto a dar todo por ti, está dispuesto a protegerte y a intervenir para ayudarte.

Podría decirse que David obró imprudentemente al huir a Gabaa. Pero evidentemente fue llevado allá por los sentimientos más generosos, para informar a su amigo de lo que había sucedido recientemente, y para obtener el consentimiento de su amigo para la conducta que estaba obligado a seguir. Jonatán no podía persuadirse de que hubiera peligro alguno para David, después de que Saúl hubo hecho promesa con juramento. De todos modos, se sentía seguro de que el padre no haría nada sin decírselo a él. El afecto filial naturalmente cegaba al príncipe de manera que no podía ver los defectos que había en el carácter del padre, y hacía que fuese poco dispuesto a creerlo capaz de semejante crimen. David repitió su firme convicción del propósito homicida de Saúl, pero en términos delicadamente escogidos (v. 3), para no herir los sentimientos filiales de su amigo; mientras Jonatán, aferrándose, según parece, a una esperanza de que la extraordinaria escena efectuada en Najoth hubiera obrado una santa mejoría en el genio y sentimientos de Saúl, trató de informar a David sobre el resultado de sus observaciones en el hogar.

IV. Dios tiene un propósito en la amistad.

“Y luego que el muchacho se hubo ido,  se levantó David del lado del sur,  y se inclinó tres veces postrándose hasta la tierra;  y besándose el uno al otro,  lloraron el uno con el otro;  y David lloró más  Y Jonatán dijo a David: Vete en paz,  porque ambos hemos jurado por el nombre de Jehová,  diciendo: Jehová esté entre tú y yo,  entre tu descendencia y mi descendencia,  para siempre.  Y él se levantó y se fue;  y Jonatán entró en la ciudad.” 1Samuel 20:41-42

JONATAN Y DAVID CON CARIÑO SE SEPARAN.

La separación de los dos amigos fieles fue triste para ambos, pero el caso de David era más lamentable, porque dejaba todas sus comodidades, aun las del santuario de Dios. Los cristianos no deben entristecerse como los que no tienen esperanza; puesto que son uno con Cristo, son uno mutuamente, y se encontrarán en su presencia dentro de no mucho tiempo, para no separarse nunca más, y encontrarse donde enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos.

Pero Jonatán  si estaba pendiente de David, como un verdadero amigo:

“Entonces se levantó Jonatán hijo de Saúl y vino a David a Hores,  y fortaleció su mano en Dios. Y le dijo: No temas,  pues no te hallará la mano de Saúl mi padre,  y tú reinarás sobre Israel,  y yo seré segundo después de ti;  y aun Saúl mi padre así lo sabe. Y ambos hicieron pacto delante de Jehová;  y David se quedó en Hores,  y Jonatán se volvió a su casa.” 1 Samuel 23:16-18

Como podemos ver Dios tiene un propósito en la amistad, el une las almas de personas que serán amigos fieles por toda la vida, pero todo con un propósito, en el caso de David y Jonatán, Dios le proveyó a David un gran amigo que lo protegería en la parte más triste y difícil de David. Jonatán fue el amigo justo que necesitó David.

Lo mismo puedo decir yo de mis amigos, fueron lo que Dios tenía preparado para mí, porque fueron de mucha ayuda y consuelo en toda mi vida.

Así que amigo o hermano que tiene la oportunidad de leer este mensaje, le recomiendo que le pida a Dios amigos verdaderos que serán de mucha ayuda en su vida. Pero no nos olvidemos que el mejor amigo que podemos tener es Dios, porque Él es justo y fiel por la toda la eternidad.

¿Qué opinas? Únete a la Discusión