La Vida Después de la Muerte – Bosquejo

Lucas 16:19-26

La palabra del Señor nos enseña que el pecado entro al mundo por la desobediencia de el primer hombre (Adán) Y de allí que pecado a alcanzado a toda la raza humana.

(Gn.3:22)Dios dijo: “He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; Ahora pues, que no alargue su mano. Y tome también del árbol de la vida Y coma, y viva para siempre de allí que podemos deducir que por el pecado vino la muerte a toda la raza humana pero por el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo la vida vino a todo aquel que en él cree.(Rm.6:23;Jn.3:16; Rom.5:12).

vida despues muerte, ascenso, cielo, camino, Dios, resureccionLa vida eterna le es dada a aquel que lava sus ropas en la sangre del cordero (Ap.22:14). En estos pasajes Bíblicos podemos darnos cuenta de que existe vida más allá de la muerte, vida de gozo o de tormento.

En el pasaje del evangelio según san Lucas 16:19-26, quiero mencionar cuatro puntos que quiero que los tengan en consideración.

I. Los  cristianos pasamos momentos difíciles

A. Lázaro estaba enfermo (v.20)

  • Estaba lleno de llagas.

B. Lázaro padecía hambre (v.21)

  • Deseaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico.

II. La muerte no hace acepción de personas

A. Murió el mendigo, fue escoltado por los ángeles al seno de Abraham (lugar de justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo “Rom.14:17”).

B. Murió el rico y fue sepultado (v.22)

  • Fue llevado al Hades (o lugar de tormento)

a. Fue al hades no por ser rico sino por que tuvo la oportunidad de hacer el bien y no lo hizo por al que sabe hacer lo bueno y no lo hace le es pecado (Stg.4:17).

b. El rico tuvo la oportunidad de hacer bien ya que Dios le había dado muchas riquezas pero paso desapercibido y no se acerco a Dios.

C. Amigo la muerte no hace acepción de personas así como murió el rico y el mendigo Lázaro, mueren:

1. Los ricos y mueren los pobres.

2. Los niños y mueren los adultos.

3. Mueren los sabios y los insensatos.

“Porque la paga del pecado es muerte, mas la dadiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro”.

III. En la otra vida estaban conscientes de lo que estaba pasando

A. El rico estaba consciente que estaba siendo atormentado, y que Lázaro estaba siendo consolado (v.23).

B. clamo a Abraham para que le ayudara es decir el estaba consciente de que el tormento era severo. (v.24).

IV. Nadie puede pasar del infierno a la gloria ni de la gloria al infierno (v.26).

Conclusión

Amados hermanos y amigos es momento de que nos preparemos mientras tengamos tiempo. por que la muerte o la venida de nuestro Señor nos llegara en el momento menos esperado. Prepárate para que ese día; sea la muerte o la venida de nuestro Señor nos halle todo nuestro ser espíritu, alma, y cuerpo preparados sin mancha y sin arruga irreprensibles en paz.

(Mt.5:3-12 dice: “Bienaventurados los pobres en espíritu, por que de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados los que lloran, por que ellos recibirán consolación.

Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos, por que ellos alcanzaran misericordia.

Bienaventurados los de limpio corazón, por que ellos verán a Dios.

Bienaventurados los pacificadores, por que ellos serán llamados hijos de Dios.

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, por que de ellos es el reino de Dios.

Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperan y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros mintiendo.

Gozaos y alegraos, por que vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. Amen

Si usted ha sentido o cree que este sermón le ha tocado su corazón y quiere recibir a Jesucristo como su Salvador personal, solo tiene que hacer la siguiente oración:

Señor Jesús yo te recibo hoy como mi único y suficiente Salvador personal, creo que eres Dios que moriste en la cruz por mis pecados y que resucitaste al tercer día  Me arrepiento, soy pecador. Perdóname Señor. Gracias doy al Padre por enviar al Hijo a morir en mi lugar. Gracias Jesús por salvar mi alma hoy. En Cristo Jesús mi Salvador, Amen.

¿Qué opinas? Únete a la Discusión