Como Llegar a Todos los Oyentes

Sabemos que la gente escucha de varias maneras, ahora nos podemos hacer la pregunta -¿se puede llegar a todos ellos? En este estudio veremos que si se puede llegar a todos los oyentes.

Escritura: 1 Timoteo 6:3-5

Si alguno enseña otra cosa,  y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo,  y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido,  nada sabe,  y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras,  de las cuales nacen envidias,  pleitos,  blasfemias,  malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad,  que toman la piedad como fuente de ganancia;  apártate de los tales.

Si usted se encuentra predicando a una congregación, llena de muchos estilos de escucha. ¿Cómo se puede conectar con cada individuo?

La esPredicación, Escucha, Reach, Aplicación, Reflejo , llagarcritura y la docencia en el campo de la homilética se ha centrado principalmente en comprender el texto correctamente (exégesis), tratar de conseguir el estilo correcto (retórica) y lo más importante comprender a Dios correctamente (la teología). Estos son, sin duda, las preocupaciones esenciales y habilidades para la predicación eficaz, pero todavía falta algo.

El evento de la predicación involucra no sólo a Dios, el predicador y el texto bíblico, sino también a las personas que escuchan el sermón. Conseguir que el oyente comprenda correctamente  es de suma importancia, aunque esto a menudo se descuida, debe de ser la consideración de la predicación de hoy.

Los sermones efectivos involucran una gran variedad de estilos representados en la congregación. Con demasiada frecuencia, nos convertimos en predicadores estilísticamente ensimismados. Estamos tentados a dejar que nuestras preferencias estilísticas dominan nuestra predicación. El único problema con mis preferencias es que se centran en mí, el predicador, no en las necesidades de las personas a las que yo predico. A veces los predicadores promocionamos nuestro estilo personal de preferencia al principio sin darnos cuenta de que lo estamos haciendo.

Nuestros estilo de predicación preferido importa, pero no más, y tal vez menos-que los estilos de escucha de las personas a las que predicamos. Los predicadores más fructíferos han aprendido a superar sus preferencias personales con el fin de atender las diversas necesidades de los oyentes.

Vamos a explorar las cuatro formas principales en que los oyentes se involucran en los  sermones para que nuestra predicación pueda impactar más vidas.

Algunos escuchan con la mente para la Información exegética.

Algunas personas quieren que el sermón más que cualquier otra cosa para que los informe en relación con el mundo en el que la Biblia está establecido. Las personas que quieren estar en el saber bíblico se preocupan profundamente sobre el significado de las palabras y el contexto histórico del texto que usted está predicando. Usted puede ver estos oyentes animándose y tomando notas cuando el predicador comparte una joya exegética informativa. Ellos realmente no quieren saber lo que le pasó a los jebuseos!

Estos oyentes normalmente quieren un sermón lógicamente bosquejado con puntos claros extraídas del estudio profundo de un texto bíblico. Las personas que escuchan el sermón por la  información tienden a apreciar sermones titulados: “3 Los conflictos en la Congregación de Corinto”, “Principios sobre el Amor Según Eclesiastés 4:9-12” y “Aprendiendo de las Siete Iglesias del Apocalipsis”.

¿Puede imaginarse a alguien en su congregación que escucha el sermón con la mente para obtener información? David quería mis sermones que gotearan con carne exegética. Ningún  estudio de la Palabra podría ser demasiado detallado, ningún fondo histórico sería demasiado exhaustivo para los de David. Cuando escribí mi sermón, me imaginaba cómo David y los similares a él lo recibirían.

Algunos escuchan con el corazón para la inspiración Ilustrativa

Muchas personas escuchan el sermón sobre todo en busca de inspiración, no  información. Esto no quiere decir que el sermón inspirador no puede informar; es sólo que el objetivo principal es la inspiración. Estos oyentes quieren que sus corazones sean tocados por el mensaje. Ellos quieren ser inspirados a vivir para Cristo en el mundo. Estos oyentes a menudo verifican durante los estudios de las palabras griegas, pero se inclinan más por oír ilustraciones que llegan al corazón. Más que otro tipo de oyentes, aquellos  que escuchan con el corazón aprecian las ilustraciones testimoniales del predicador-incluso cuando son exageradas! Ellos no se preocupan mucho de la lógica y el flujo del sermón, siempre y cuando las historias para el corazón sean intercaladas a lo largo del mensaje. Algunos títulos de sermones inspiradores podrían ser: “Dios Consuela a los Quebrantados de Corazón”, “Tú le  Importas a Dios” y “Dios Puede Cambiar tu Oscuro Pasado”.

Joe parecía tener acceso a mis sermones a través de su corazón. Hubo muchos domingos en que pude ver las lágrimas fluyendo de sus ojos, especialmente cuando prediqué sobre la gracia de Dios transformando vidas atreves de su interacción con la gente. ¿Tiene algunos Joes en tu congregación? Si es así, imaginar sus rostros a medida que desarrolle el sermón.

Algunos escuchar con el alma para la reflexión teológica

Los oyentes que anhelan el espacio de profunda reflexión teológica son similares a los que se dedican a través de la información exegética. La diferencia es que los oyentes ávidos de información quieren entrar en los detalles del pasaje de la Biblia, mientras que los oyentes teológicamente reflectivos quieren centrarse en el bosque y no en los árboles. Las personas que escuchan el sermón en su mayoría para la reflexión teológica quieren explorar y comprender la naturaleza y los propósitos de Dios.

Mientras la mayoría de los oyentes se sienten cómodos con un lenguaje concreto, los oyentes teológicamente reflectivos se  sienten como en casa en el campo conceptual. Ejemplos de títulos de sermones para los oyentes de reflexión podría ser: “¿Por Qué es Que Hay Dolor en un Mundo en que un Dios Amoroso Creó?” “Implicaciones de la Encarnación” y “La Trinidad Como Modelo de la Comunidad Cristiana”.

Patrick escucha con el alma para la reflexión teológica. Después que mi sermón fue predicado, a menudo quería discutir otros ángulos en mi tema en que fallé al no considerarlos. Él no hizo esto con arrogancia; él simplemente disfrutaba de tener discusiones teológicas reflexivas que se relacionaban, aunque vagamente, el sermón. No aceptó respuestas simples a preguntas teológicas reflexivas. ¿Tienes un Patrick o dos en su congregación, alguien que quiere que el sermón cree un espacio para la reflexión desde varios puntos de vista teológicos? Incluye en el sermón lo que va a involucrar a los oyentes.

Algunos escuchan con las manos para la aplicación práctica

Hay personas que escuchan el sermón por sabiduría práctica que de inmediato se pueda aplicar a sus vidas. Quieren que el sermón les de algo que pueden hacer ahora para vivir para Dios. Estos oyentes orientados a las aplicaciones no están interesados ​​principalmente en la reflexión teológica, abundante inspiración o información exegética solamente; ellos son hacedores que quieren que el sermón les provea aplicación práctica para la vida.

Si el sermón es del tipo propositivo lineal, se debe delimitar la aplicación con cada punto. El sermón narrativo, construidos sobre partes en lugar de puntos, también debería explorar varias vías para la aplicación. Aquí hay algunos de los títulos de sermones que pueda haber caído en esta categoría: “Cómo Desarrollar un Matrimonio Saludable”, “Maneras de Desarrollar su Relación con Cristo” y “5 Miradas Internas Para Administrar el Tiempo Santo”.

Donald trabajó en Wall Street. Él es un tipo de éxito en un mundo de triunfadores. Mientras él necesita ser estirado hacia la reflexión teológica, debe ser capaz de ver la luz de la aplicación al final del túnel a través de lo predicado. Para asegurarse de que mis sermones tienen amplia aplicación, debo de pensar en Donald. Me hago preguntas a mí mismo como “¿Cómo será aplicada la teología bíblica de mi sermón sobre el matrimonio, noviazgo y crianza de los hijos, a las finanzas, el trabajo y las emociones?” Piense en los Donald de su congregación cuando usted escribe sus sermones.

Su congregación se compone de diversas personas que escuchan con sus mentes para obtener información exegética, sus corazones por la inspiración ilustrativa, sus almas para la reflexión teológica y sus manos para su aplicación práctica. Ningún oyente debe ser puesto en una caja hermética, sin embargo, debido a que las necesidades de la predicación de ese oyente en particular puede cambiar, a veces una semana a otra.

Eh cualquier domingo, adoradores aparecen hambrientos para reflexionar sobre las preguntas más profundas del alma, porque sus compañeros de trabajo están haciendo esas preguntas difíciles. A la semana siguiente, se muestran deseando aplicación práctica que pueden aplicar en una nueva relaciones de pareja. La semana siguiente a esta, esperan que el sermón proporcione la información y la inspiración necesaria de la Palabra de Dios para ayudar a tomar decisiones para sus carreras. Las necesidades diversas y cambiantes de los oyentes requieren que el predicador pueda conectarse tanto como sea posible con aquellos que lo escuchan por información, inspiración, reflexión y aplicación.

Ejercicios prácticos

Instantáneas: Identifique personas en su congregación que caracterizan a una de las cuatro formas principales de oyentes que participan del sermón. Una vez que haya identificado a una persona para cada estilo de escucha, ponga sus fotos en las cuatro esquinas de la pantalla del monitor a medida que escribe el sermón. Esta práctica puede parecer extraña, pero funciona, confía en mí. Sólo asegúrese de que una de las cuatro personas que no entren mientras usted está escribiendo el sermón. Eso podría ser un problema.

Sermón individual: Considerar formas en que su próximo sermón puede cruzarse con las cuatro clases de oyentes. ¿Qué partes de su sermón informará e inspirará, así como una sala de maquillaje para la reflexión y aplicación? Después de escribir el primer borrador del sermón, designe cada movimiento importante o una parte con información, inspiración, reflexión o aplicación. Discernir cuales necesidades de los escuchas están  descuidadas o muy usadas. Entonces edite su sermón para conectarse con más oyentes.

Serie de Sermones: Esbozar una serie de sermones de cuatro semanas,  diseñando  cada sermón para abordar principalmente una de las cuatro necesidades del oyente. Semana uno de la serie podría ser desarrollado para atraer sobre todo a los que escuchan con el corazón en busca de inspiración. La segunda semana se puede diseñar sobre todo para hacer frente a los que escuchan con la mente para obtener información. Escribir el sermón de la semana tres para apelar sobre todo a los que escuchan con el alma para la reflexión. Finalmente, el cuarto sermón podría ser escrito para participar aquellos que escuchan con sus manos para su aplicación. El orden de los cuatro puede variar, aunque la progresión de la inspiración a la información a la reflexión a la aplicación funciona muy bien para la serie de sermones y el sermón que se sostiene por si mismo.

Por: Leslie Holmes

Traducido por: José Alberto Vega

Preaching.com

El Rev. Dr. Leslie Holmes es profesor de ministerio y la predicación en Erskine Theological Seminary en Columbia y en Due West, SC. Un ministro presbiteriano, recientemente fue pastor principal de la iglesia Memorial Presbyterian Reid en Augusta, GA.

Escrito por Alberto Vega

author

Director y co-fundador del ministerio "El Punto Cristiano". Capellán de la Red Nancional de Pastores y Líderes para el Desarrollo de El Salvador, con estudios de Lic. en teología de The Miami International Seminary, MINTS, SIMES para El Salvador.

¿Qué opinas? Únete a la Discusión

Comments are closed.

Únete a la Discusión

 

  • Te ha gustado el estudio bíblico?

    Compartelo con tus amigos