Los Doce Apóstoles de Jesús – Estudio

Jesús escogió a doce hombres para que estuviesen con Él durante sus tres años de predicación y enseñanza. Los llamó «apóstoles», que quiere decir «enviados».

Andrés «varonilmente»

Andrés le presentó a su hermano Pedro a Jesús en las costas del lago de Galilea, donde ellos, Juan y Santiago, tenían un negocio de pesca en sociedad. Andrés le trajo a Jesús un muchacho que tenía dos peces pequeños y cinco panes de cebada, los cuales Jesús usó milagrosamente para alimentar a 5.000 personas. Mateo 4:18-20; Marcos 1:16- 18; Juan 1:35-42; 6:8, 9

Bartolomé «hijo de Talmai»

No se sabe nada de Bartolomé. La única vez que vemos su nombre es en la lista de los apóstoles de Jesús. Mateo 10:3

 

Jacobo (o Santiago)

Santiago era pescador y trabajaba con su hermano Juan y Zebedeo, su padre, en el negocio de la familia. Santiago se encontraba arreglando unas redes cuando Jesús lo llamó, y él lo siguió de inmediato. Jesús le puso a Juan y a Santiago el apodo «hijos del trueno», porque eran de una naturaleza tempestu­osa. Por ejemplo, ellos le sugirieron a Jesús que le pidiera a Dios que enviase fuego sobre una ciudad incrédula. Santiago se convirtió en uno de los tres apóstoles más cercanos a Jesús, a quien Jesús escogió para que estuviese con El en momentos especiales, tales como la transfiguración. Santiago fue decapitado a causa de su fe por Herodes Agripa I, unos diez años después de la muerte de Jesús. Mateo 4:21, 22; 10:2; 17:1-13; 26:37; Marcos 5:37; 10:35-45; Lucas 9:51-56; Hechos 12:2

apóstoles, discípulos, jesús lavando los pies

Santiago (o Jacobo)

Había dos apóstoles llamados Jacobo. El Jacobo que no era hermano de Juan era el hijo de Alfeo, y no se sabe nada más de él. Mateo 10:3; Hechos 1:13

Juan «el Señor es miseri­cordioso»

Juan, pescador e hijo de Zebedeo, era uno de los tres apóstoles que pertenecían al círculo íntimo de Jesús; junto con Jacobo, su hermano, recibió el apodo «hijo del trueno». Juan, quien se recostó sobre el pecho de Jesús en la Última Cena, era el amigo más íntimo de Jesús, y poco antes de morir le pidió a Juan que cuidase de María, su madre. Juan escribió un Evangelio, el libro de Apocalipsis (durante su exilio en la isla de Patmos) y tres epístolas cortas. En su Evangelio, Juan nunca se menciona a sí mismo por su nombre, sino que usa las palabras «el discípulo a quien Jesús amó». Juan llegó a ser un líder en la iglesia primitiva. Mateo 4:21, 22; 10:2; 20:20- 23; Juan 13:23-25; 19:25-27; Hechos 1:13; 3-4; Gálatas 2:9; 1, 2 y 3 Juan; Apocalipsis 1:1

Judas «alabanza»

Al Judas que no traicionó a Jesús se le llama «Judas, no el Iscariote», y es probable­mente la misma persona que Tadeo. Lucas 6:16; Hechos 1:13; Juan 14:22

Judas Iscariote

Judas Iscariote era el tesorero de los doce apóstoles. Por treinta piezas de plata traicionó a Jesús con un beso en el huerto de Getsemaní. Cuando Judas vio que Jesús había sido condenado a muerte, le sobrecogió el remordimien­to y regresó la plata a los ancianos diciendo: «Yo he pecado entregando sangre inocente.» Judas luego se ahorcó. Judas es siempre el último nombre que aparece en la lista de los apóstoles. Mateo 26:1-27:10; Hechos 1:15-26

Mateo «regalo de Dios»

Mateo, también conocido como Leví, fue llamado para seguir a Jesús cuando era cobrador de impuestos. Abandonó todo e hizo una fiesta en su casa en honor a Jesús, a la que invitó a muchos otros publícanos y «pecadores». Es el autor tradicional del primer Evangelio. Mateo 9:9, 10

Tomás «gemelo»

Tomás, cuyo nombre es Dídimo en griego, demostró su valentía cuando estuvo dispuesto a morir por Jesús antes de que Jesús fuese a resucitar a Lázaro. En la Última Cena, Tomás le preguntó a Jesús: «¿Cómo podemos saber el camino?», y Jesús le contestó: «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida.» Tomás es recordado como «el incrédulo Tomás», porque dijo que nunca creería en la resurrección de Jesús a menos que viese a Jesús por sí mismo y tocase sus heridas. Cuando el Señor Jesús resucitado se le apareció, Tomás inmediatamente le adoró y le llamó Señor y Dios. Mateo 10:3; Juan 11:16; 14:5, 6; 20:24-28

Simón «oír»

Simón, que no ha de confundirse con Simón Pedro, es conocido como Simón el zelote, porque era probablemente miembro de un grupo revolucionario judío dedicado a expulsar a los romanos de Israel. Mateo 10:4

Felipe «amador de caballos»

Felipe, igual que Andrés y que Pedro, era pescador de Betsaida, y fue quien llevó a Natanael (Bartolomé) a conocer a Jesús. Cuando 5.000 personas hambrien­tas necesitaron comida, Jesús probó la fe de Felipe. En la Ultima Cena, Felipe le pidió a Jesús que les mostrase al Padre, y Jesús contestó: «Yo soy en el Padre y el Padre en mí.» Juan 1:43-51; 6:5-7; 12:20-22; 14:8, 9

Pedro «roca»

Pedro, el franco y a veces impetuoso líder de los Doce, siempre encabeza la lista de los apóstoles. Junto con su hermano Andrés, Pedro dejó su actividad pesquera cuando recibió la orden de Cristo de que le siguiese, y llegó a ser uno de los tres discípulos más cercanos de Jesús. En Cesarea de Filipos, Pedro le dijo a Jesús que Él era «el Cristo, el Hijo del Dios viviente». Pedro se jactó de que moriría por Jesús, pero le negó tres veces. Después de la resurrección de Jesús, éste le dijo a Pedro que fuese pastor y «apacentase a sus ovejas». Pedro guió a los primeros cristianos, predicando osadamente, desde el día de Pentecostés, cuando 3.000 personas aceptaron su mensaje y fueron bautizados. Junto con Juan, Pedro sanó a un paralítico que se hallaba en la puerta del templo llamada la Hermosa. Cuando el número de los cristianos aumentó a más de 5.000, Pedro y Juan fueron encarcelados por enseñarle a la gente que la resurrección de los muertos viene por medio de Jesús. Pedro escribió dos cartas cortas, y gran parte del Evangelio de Marcos es normalmente considerado como un resumen de la enseñanza de Pedro. Jesús predijo que Pedro sería martirizado, y se piensa que Nerón lo ejecutó en Roma. Mateo 4:18-20; 10:2; 14:25-31; 16:13-23; 17:1-13; 26:31-35, 69-75; 1 y 2 Pedro

¿Qué opinas? Únete a la Discusión