Eclesiastés – Breve Análisis del Cap. 8

tierra, lodo, paisaje, eclesiastés

Breve análisis del libro de Eclesiastés capitulo 8. Con formato de frases, versiculo por versiculo. Para estudiantes de teologia y pastores

La prudencia en las relaciones con los demás

Eclesiastés 8:1 No disputes con un hombre poderoso, no sea que caigas en sus manos.

8:2 No entres en pleito con un hombre rico, no sea que oponga todo su peso contra ti: porque el oro fue 8:la ruina de muchos e hizo desviar el corazón de los reyes.

8:3 No disputes con un charlatán, no eches más leña a su fuego.

8:4 No bromees con un hombre grosero, para que tus antepasados no sean injuriados.

8:5 No reproches al pecador que se arrepiente: recuerda que todo somos culpables.

8:6 No desprecies a un hombre en su vejez porque también nosotros envejecemos.

8:7 No te alegres por la muerte de nadie: recuerda que todos tenemos un fin.

8:8 No menosprecies la conversación de los sabios: vuelve sobre sus máximas una y otra vez, porque de ellos recibirás la instrucción y el arte de servir a los grandes.

8:9 No te apartes de la conversación de los ancianos, porque ellos mismos aprendieron de sus padres:
de ellos aprenderás a ser inteligente y a dar una respuesta en el momento justo.

8:10 No remuevas las brasas del pecador, no sea que te quemes con sus llamas.

8:11 No cedas en presencia de un insolente, porque él sería como una trampa tendida ante tu boca.

8:12 No prestes a un hombre más fuerte que tú, y si prestas, dalo por perdido.

8:13 No ofrezcas garantía más allá de tus medios, y si lo haces, prepárate a pagar.

8:14 No entres en pleito con un juez: en razón de su dignidad, fallarán a su favor.

8:15 No te pongas en camino con un aventurero, no sea que se convierta en una carga para ti, porque él obrará según su capricho y su locura te hará perecer junto con él.

8:16 No te pelees con un hombre iracundo, ni atravieses el desierto con él, porque la sangre no vale nada a sus ojos y cuando estés indefenso, te derribará.

8:17 No consultes tus asuntos con un necio, porque es incapaz de mantener el secreto.

8:18 No hagas ante un extraño lo que debe quedar oculto, porque no sabes con qué puede salir.

8:19 No abras tu corazón a cualquiera ni dejes que cualquiera te haga un favor.

¿Qué opinas? Únete a la Discusión