Encuentran Evidencia del Diluvio Bíblico

Nosotros sabemos que La Biblia dice que Dios mandó el diluvio debido a la maldad de la raza humana. Él previno sobre el desastre a un hombre justo, Noé, y le encargó que construyera un arca, la cual usaría para rescatar a los miembros de su familia, así como una pareja (masculino y femenino) de cada ser vivo para poder repoblar la tierra.

Arca de Noé, genesis, diluvio, relato biblico, biblia, comprobacion, real
Arca de Noé

Luego, la inundación se produjo después que “las ventanas de los cielos fueron abiertas”, y llovió durante cuarenta días y cuarenta noches. Con el tiempo, cuando finalizó el diluvio, se cree que el arca se detuvo sobre las montañas de Ararat.

En lo personal, creo en este acontecimiento ya que lo narra la Biblia, la palabra de Dios. Pero…

¿Creen las personas no cristianas – científicos en el Diluvio Bíblico?

La mayoría no, pero recientemente, el explorador Robert Ballard, quien es responsable del descubrimiento del naufragio del Titanic, dice que pudo haber descubierto evidencia del Diluvio descrito en el libro del Génesis.

Ballard, según dijo a ABC News, se encuentra ahora en una misión para encontrar evidencias de que la “madre de todas las inundaciones” en realidad ocurrió.

La misión del explorador ha estado motivada por la investigación llevada a cabo por la Universidad de Columbia.

Teoría

Estos hombres tenían una teoría de que el cambio climático durante un período glacial hizo que las capas de hielo se derritieran, lo que provocó inundaciones generalizadas. Según un artículo de dicha universidad.

Sugieren que el estrecho del Bósforo, que sirvió como un dique natural entre los mares Mediterráneo y Negro, se abrió en ese momento y causó la inundación de agua salada del Mar Negro con una fuerza 200 veces más fuerte que el de las cataratas del Niágara.

Con la subida de las aguas a una velocidad de cerca de seis pulgadas por día, la inundación podría haber cubierto 60.000 millas cuadradas en menos de un año, haciendo que los seres humanos a emigrar lejos de la zona y al mismo tiempo inspirar las historias del arca de Noé. Esta Teoría se puede encontrar en el libro de 1999, “El Diluvio de Noé: los nuevos descubrimientos científicos sobre el evento que cambió la historia”.

Descubrimientos de la Expedición

Después de decidir explorar por sí mismos la teoría, el equipo de Ballard encontró una antigua línea costera de 400 pies debajo de la superficie, lo que sugiere una catástrofe de inundaciones que se produjeron allí. Después de datación por carbono de algunas conchas de la costa, Ballard estimó que el hecho ocurrió alrededor del año 5.000 a. C.

Su equipo también ha encontrado cerámica antigua en la zona, así como un naufragio y restos humanos parciales que según él son del año 500 antes de Cristo. Aunque el naufragio es demasiado reciente como para haber sido causado por la inundación, espera que encontrará algo más antiguo, dice.

Aunque la evidencia natural le ha dado confianza en su investigación, Ballard también está en busca de más evidencia de las civilizaciones que fueron afectadas por el desastre.

Interpretación de los Descubrimietos

Analizando los descubrimientos, Ballard y su equipo de científicos afirman:

“Fuimos allí para buscar la inundación”, dijo a ABC News. “No fue una inundación de un movimiento lento, fue una inundación muy grande que luego se quedó … La tierra que se hundió quedó bajo”.

Los científicos han descubierto anteriormente que en algunos lugares han habido cambios donde el mar se ha convertido en desierto, y el desierto en mar. Como una rotación.

Pero, este no fue el caso. Ya que según estos descubrimientos, fue una inundación rápida (duró 40 días y 40 noches).

Objetivos previos a la Expedición

“Comenzamos la búsqueda de estructuras que parecían que eran estructuras artificiales”, dijo Ballard. “Ahí es donde estamos centrando nuestra atención en este momento.”

Ballard dice que no esperaba encontrar el famoso barco de Noé durante su exploración, más bien, comprobar el suceso del Diluvio. Aunque se espera encontrar restos de las personas y lugares que existían en el momento del evento.

“Es absurdo pensar que tendria que encontrar un barco”, dijo. “Pero, ¿puedes encontrar a personas que vivían en la “zona”? ¿Puedes encontrar sus pueblos que están bajo el agua ahora? Y la respuesta es sí.”

Ballard y su equipo planean regresar a Turquía en el verano de 2013.

Conclusión…

Como podemos ver, la ciencia a pesar de su negación ante la existencia de Dios, cada día sus mismas investigaciones afirman su existencia.

Esperamos que esta investigación ayude a los incrédulos a creer en la existencia de Dios, y en la veracidad de su palabra.

¿Qué opinas? Únete a la Discusión