El nacimiento de la Iglesia, la Venida del Espíritu Santo

INTRODUCCIÓN

Pero recibiréis poder

Muchos hemos pasamos sobre este libro maravillados muchas veces y leído sobre la historia de la Iglesia Primitiva, pero no le damos la importancia a ciertos detalles que lo hacen un gran libro, muy importante especialmente para la iglesia de nuestro tiempo. No tomamos en cuenta que la iglesia tuvo sus problemas desde sus inicios pero se mantuvo incólume (sin cambiar)  para lograr el objetivo de su fundador, Jesucristo, porque así lo prometió antes de partir, dándonos la Gran Comisión como la podemos ver los tres evangelios y en Hechos.

En esta ocasión estudiaremos lo que le pasó a la naciente Iglesia que nace precisamente en este libro. Pero para esto nos deleitaremos en lo que paso al principio de esta naciente iglesia.

En esta estudiaremos como fue el inicio de la Iglesia y cuáles eran los propósitos que el Señor Jesucristo tenía con relación a este magno acontecimiento, estudiaremos como fueron los eventos para que naciera la iglesia y los motivos para que esta existiera, y lo más importante, ésta en lo que  iban a necesitar para lograr los propósitos que Jesucriísto tenía para este grupo de hombres.

Espero que los que lean este trabajo tengan la oportunidad de conocer más a fondo al Espíritu Santo, que es el encargado de todo lo que sucede en todo el libro que estamos usando como fuente para este estudio, y como inspirador de toda la Palabra de Dios, este trabajo está inspirado especialmente para que todos tengamos la oportunidad de aprender más de Su poder.

Aunque el presente trabajo parezca como tres enseñanzas separadas, está pensado como un todo.

  • Ilustraciones

Cuando usted es un constructor y necesita empezar una obra lo primero que necesita es sentarse y calcular todo lo que va a necesitar para llevarla a cabo, y ver si tiene lo necesario. En este caso, nuestro Señor Jesucristo sabía lo que los personajes escogidos por  Él iban a  necesitar para cumplir con semejante tarea. Necesitarían un poder muy especial que los iba fortalecer para llevarla a cabo. En nuestro contexto que es casi completamente material, a dicho poder lo podría llamar dinero. Para alguien que quiere edificar una obra grande, necesitaría mucho de ello y no todos lo pueden tener; en este caso era todavía más especial, y no se trataba de algo que se pudiera comprar, era algo más valioso porque era una algo espiritual, Lo que se necesitaba era la venida del Espíritu Santo.

El fundamento ya lo tenían, que es la Roca que es Cristo. Pero hacía falta otra cosa muy importante, y es la tercera Persona de la Trinidad.

“Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. (Hch 1:8).

Jesús lo ilustra en esta parábola que trata sobre un hombre que quiere construir una casa pero los cimientos los coloca encima de una roca firme, pues cuando venga la tormenta o una inundación no logra derribarla, y aquel que la construye sobre el suelo y no pone cimientos, viene la inundación o tormenta y la destruye.
Edificada sabiamente porque estaba fundada sobre la Roca. (Lc 6:47-48).

  • Contexto (Histórico, Bíblico, Teológico, etc.)

El contexto histórico cuando se lleva a cabo esta obra fue al poco tiempo  después de la muerte de nuestro Señor Jesucristo, el pueblo estaba confuso, estaban bajo el poder de los romanos. La clase sacerdotal no creía en Jesús, es más, ellos se habían confabulado para llevarlo a la muerte, lo odiaban porque decía que era el Hijo de Dios, porque decía que podía perdonar pecados, podemos decir que todo era un caos; hasta los discípulos escogidos por Él tenían miedo. Jesús había dicho muchas veces que el moriría y que resucitaría, u que era necesario que esto sucediera para envías al Consolador, pero los discípulos no lo habían entendido, así que tuvo el señor que dar muestras de su resurrección apareciéndole a todos ellos por muchos días después de su muerte, exactamente 40 días. (Hch 1:3)

I. La base para que se cumpliese el nacimiento de la Iglesia de Jesucristo. La Gran Comisión (Mt 28-18-20)

iglesia primitiva, pobres, jesús, curso 

a) Introducción

Este evento está narrado en tres de los evangelios y el libro de Hechos desde diferentes perspectivas.

De acuerdo a lo anterior, que quiso decir Jesús con “Haced discípulos”.

Mat 28:19-20  “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;  enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

Quiere decir:

Vayan y busquen gente, háblenle de mi, enséñenle sobre mí, instrúyanlos, edúquenlos de tal manera, que se conviertan en los estudiantes mas aplicados y dedicados. Su materia y único tema de estudio soy yo y mi Palabra. Sean maestros ejemplares, den ejemplo, no enseñen solo la teoría. Muéstrenle al discípulo con sus vidas como es que yo actuaria en las diferentes situaciones. El objetivo es que estos discípulos sean también instruidos que sean capaces de llegar hasta el final, que rindan sus vidas a mí

En el plan de Dios tenía que nacer su Iglesia, este es uno de los propósitos del Señor en su ministerio preparando a sus discípulos. Digo esto, que es uno de los propósitos porque el principal era salvar a la humanidad del pecado.

En su plan perfecto primero los había preparado a ellos enseñándoles todas las verdades del reino y les enseña que es lo que tenían que hacer cuando Él ya hubiera partido, primero los manda en un grupo de 70, después a los doce, podemos decir que este es un entrenamiento, un discipulado para lo que tendrían que hacer después. Necesitarían todo el poder del mundo para poder cumplir la Gran Comisión que les daría.

b) Para que entendieran que Él era el Mesías se los declara sobre su poder:

Mateo28:18  “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra…).

Cuando dice toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra, está confirmando que él es el Mesías, el que había de venir, el que había sido profetizado por Moisés y sus santos profetas.

Los otros evangelios confirman esta gran comisión dadas por el Jesucristo el Mesías:

Mar 16:15  “Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.(B) 16  El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. 17  Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; 18  tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán”.

Siempre que da la Gran Comisión nos ofrece dones y que El estará con nosotros.

En Lucas 24:46-49 “Y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; 47  y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. 48  Y vosotros sois testigos de estas cosas. 49  He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto”

En esta parte se refiere al derramamiento del Espíritu Santo, que es parte de la segunda enseñanza. “Jesús interpreta la Escritura para la edificación de los discípulos (vv. 27, 44-47).”

En el libro de Hechos:

Y estando juntos, les mandó que no se fueran de Jerusalén, sino que esperasen la promesa del Padre, la cual, les dijo, oísteis de mí. 5  Porque Juan ciertamente bautizó con agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días. (1:4-5) 

c) Definición Bíblica

Mesías en hebreo, Cristo en griego, significa el ungido, el que había de venir para liberar a su pueblo.

Juan 1:41 Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo). 

Mesías (del latín bíblico Messĭas, y este a su vez del hebreo מָשִׁיחַ Māšîaḥ, pronunciado pronunciación aproximada “Mashiaj”, que significa «ungido») es, en las religiones abrahámicas, el Rey descendiente de David, prometido por los profetas al pueblo hebreo,1 aquel hombre lleno del Espíritu Santo de Dios. A lo largo de la historia existieron muchas personas a las que se les consideró Mesías, pero generalmente, se entiende que este título en particular se asigna al enviado escogido por Dios, que traerá la paz a la humanidad instaurando el Reino de Dios.

d) Explicación Bíblica-Teológica

El término «Mesías» proviene del hebreo מָשִׁיחַ (mashíaj, ‘ungido’), de la raíz verbal למשוח (mašáḥ ‘ungir’) y se refería a un esperado rey, del linaje de David, que liberaría a los judíos de las servidumbre extranjera y restablecería la edad dorada de Israel. Se le denominaba así ya que era costumbre ungir en aceites a los reyes cuando se los proclamaba. El término equivalente en griego es χριστός (khristós ‘ungido’), derivado de χρίσμα (khrísma ‘unción’). El término griego, ampliamente utilizado en la Septuaginta y el Nuevo Testamento, dio en español la forma Cristo,2 que unida al nombre de Jesús, que los cristianos consideran el mesías definitivo, dio Jesucristo.

e) Ilustraciones

Con esta comisión podemos decir que los apóstoles tuvieron el poder de vencer grandes problemas, sin importar que fueran asesinados, masacrados, aserrados, crucificados, tirados desde el pináculo de del templo. Si lo que estamos ilustrando es la verdad de que para Cristo no hay barreras, estas las ponemos nosotros, pero Él es especialista en derribarlas.

f) Aplicaciones

El evangelio que Cristo nos comisionó, llegó hasta lo último de la tierra de aquellos tiempos, esto sucedió en un período de tiempo relativamente corto, podemos decir que a los 30 años de su resurrección, su Palabra ya era conocida en toda la tierra de la Iglesia primitiva. Lo podemos confirmar, si lo traeos a nuestro contexto, que su Palabra tal como Él la planificó ya cubrió casi todo el planeta tierra, tal vez no haya llegado a las selvas y lugares más recónditos de la tierra, pero sí, como El dijo hasta lo último de la tierra, con esto podemos corroborar su poder.

II. El Inicio de la Iglesia: El derramamiento del Espíritu Santo

a) Introducción

Para que se cumpliese lo que nuestro Señor comisionó tenía que venir y ser derramado sobre cada criatura que creyere y recibiere a nuestro Bendito Señor Jesucristo Su Santo Espíritu. (Hch 1:8)

Se apresuraron para preguntar lo que su Maestro nunca les mandó ni les animó a buscar. Nuestro Señor sabía que su ascensión y la enseñanza del Espíritu Santo pronto pondrían fin a esas expectativas y, por tanto, sólo los reprendió; pero esto es una advertencia para su Iglesia de todos los tiempos.

El advenimiento del Espíritu Santo (Hch 2:1-13):

“Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hermano de Jacobo. Todos éstos perseveraban unánimes en oración y ruego, con las mujeres, y con María la madre de Jesús, y con sus hermanos. (Hch 1:13-14)

Habían 120 personas en Aposento Alto.  Y personas de 18 naciones diferentes conocidas en esa época. Fue en el día de Pentecostés.

Y como se cumplieron los días de Pentecostés (griego: sumplerousthai – fueron cumplidos), estaban todos unánimes juntos; 2 Y de repente vino un estruendo del cielo como de un viento recio que corría(griego: pnoes – viento, aliento), el cual hinchió toda la casa donde estaban sentados; 3 Y se les aparecieron lenguas repartidas (griego: glossai), como de fuego, que se asentaron sobre cada uno de ellos. 4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas (griego: glossais), como el Espíritu les daba que hablasen

 “El regalo del Espíritu Santo en Hechos 2 cumple la profecía de Juan Bautista en el Evangelio de Lucas, “Os bautizará en Espíritu Santo y fuego” (Lucas 3:16). El Espíritu que llena a los discípulos (Hechos 2:4) es el mismo Espíritu que descendió sobre Jesús en su bautizo (Lucas 3:22) Jesús comenzó su ministerio lleno del Espíritu (Lucas 4:1), igual que la iglesia (Hechos 2:4, 38). Jesús les dijo a los discípulos que no se preocuparan sobre qué dirían cuando aparecieran frente las autoridades, porque el Espíritu les enseñaría (Lucas 10:11-12)” 

Este es el momento que Jesús había promedio en hechos 1:8. Había en ese momento 18 nacionalidades, y todos entendían y hablaban en idiomas  los que no habían nacido con esa lengua.

Hechos 20:28 Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. 

2 Corintios 1:22 el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones. 

2 Corintios 3:6 el cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, mas el espíritu vivifica. 

b) Definición Bíblica

Juan 14:17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

c) Explicación Bíblica

El espíritu Santo mora en cada creyente, desde el momento que nace de nuevo, y lo tenemos porque el nos da fortaleza, nos enseña, nos guía a toda buena obra. Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe. 23  mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley., (Gál 5:22-23)

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio. (2Ti 1:7) 

d) Ilustraciones

Que pasó cuando los seguidores de Jesucristo se enfrentaron a la muerte, ninguno tuvo temor, estaban convencidos que lo tenían que hacer por su señor, pero estaban llenos de convicción y con la fuerza que les concedió el Espíritu Santo.

f) Aplicaciones

Como aplicación del poder del Espíritu Santo y el inicio de la Iglesia de Cristo lo podemos ver en el poder concedo a sus discípulos, la prueba es:

III. Aplicación: El primer discurso de Pedro (Hch 2:14-42).

Entonces Pedro, poniéndose en pie con los once, alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos, y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. 15  Porque éstos no están ebrios, como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día. 16  Mas esto es lo dicho por el profeta.

Joel: 17  Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños…

Pedro será el gran predicador este día, pero anote el énfasis en la comunidad de fe. “Estaban todos unánimes juntos” (v. 1). “Lenguas repartidas se asentaron sobre cada uno de ellos” (v. 3). “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas” (v. 4). El regalo del Espíritu no es un regalo solo para creyentes especiales, sino que es un regalo para todos los que están dentro de la comunidad de creyentes. El ejemplo de esos primeros discípulos en Pentecostés nos ofrece lecciones para hoy:

Pedro y los demás discípulos aprendieron las escrituras a una temprana edad. Esto le da más autoridad y profundidad a su proclamación. La iglesia hoy tiene la responsabilidad de enseñarles las escrituras a niños y adultos.”

El Espíritu que le dio vida al primer Pentecostés cristiano continúa dándole vida a la iglesia hoy.

La respuesta de la temprana iglesia a su bautizo fue dedicarse “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, y en la comunión, y en el partimiento del pan, y en las oraciones” (2:42). Esto sirve de modelo de cuatro puntos, excelente para el programa de la iglesia hoy.”

Esto es solo es una muestra del poder que tiene el Espíritu Santo, como un hombre iletrado tiene la elocuencia para dirigirse a una multitud de más de 3,000 personas. Dice la Biblia que aquel día se agregaron cerca de tres mil personas. Donde había quedado aquel hombre iracundo, propenso a la ira, ya no era la misma persona, y esto es lo que hace el Señor con nosotros cuando recibimos a Jesucristo como nuestro Señor, nos sella con su Santo Espíritu, y nos da poder, por eso es que la Iglesia no fracasó y llegó hasta lo último de la tierra, como lo dijo nuestro Señor. 

CONCLUSIÓN GENERAL

Como conclusión general este proyecto final, puedo decir que fue estructurado siguiendo una secuencia de todo el principio del Libro Hechos de los Apóstoles, sentía que tenía que incluir la Gran Comisión para poder desarrollar el derramamiento del Espíritu Santo y así, ver el poder del nuestro Edificador, que encomendó un proyecto fantástico a nivel mundial, a un grupo de hombres débeles en sí mismos y todavía con ciertas deficiencias, confusos, que no habían entendido el mensaje que su maestro les había encomendado. Es por eso que comienzo con la Gran Comisión de nuestro Señor Jesucristo desde Mateo, Pasando por Marcos, Lucas y llegando hasta el libro de los Hechos de los Apóstoles y desarrollo de ahí en adelanto el derrramiento del Espíritu Santo, para que los que están basados en la Roca que es Cristo reciban el poder especial que era necesario para llevar a cabo una obra tan grande como es llevar a la naciente iglesia hasta lo último de la tierra. Los sermones de Pedro son una prueba del poder del Espíritu Santo. Como era posible tal cambio en un hombre temperamental, sin instrucción. Una gente común, podríamos decir, pero que nos muestra un cambio increíble debido a su transformación en el día de Pentecostés, ahí en el Aposento Alto, en ese día tan especial.

Espero que este esfuerzo tenga el resultado deseado, que nuestro Señor Jesucristo y el Espíritu Santo sean los que hagan la obra de tocar los corazones de los que lo lean o lo escuchen.

Solo Deo gloria.

http://elmensajedejesus.org/recursos/las-par%C3%A1bolas-de-jes%C3%BAs/362-la-par%C3%A1bola-de-los-dos-cimientos-mateo-7-24-27-lucas-7-46-49.html

https://www.sermonwriter.com/espanol-exegesis/lucas-2436-4

https://es.wikipedia.org/wiki/Mes%C3%ADas

Ibid

Comentario al Nuevo Testamento de Mathew Henry eSword

https://www.sermonwriter.com/espanol-exegesis/hechos-21-21

https://www.sermonwriter.com/espanol-exegesis/hechos-21-21

Ibid

¿Qué opinas? Únete a la Discusión