¿Sábado o Domingo? – Estudio Bíblico

El pastor Juan Bueno, en su libro «Consultorio del alma» responde a la pregunta de esta hermana, si el día de reposo es ¿Sábado o Domingo?:

Desde niña se me ha enseñado que el domingo es el día del Señor.

Aunque no soy evangélica, sé que hay algunos grupos que enseñan que el día de descanso es el sábado. ¿Podrían ustedes decirme quién tiene razón? ¿Los que creemos que es el domingo o los que creen que es el sábado?

Esta controversia es tan antigua como la iglesia misma. Y la razón es que los que observaban el sábado eran originalmente judíos cuya norma de conducta era la ley de Moisés. De modo que cuando el evangelio se comenzó a predicar entre los gentiles, o sea los no judíos, hubo un conflicto entre las dos corrientes.

Por una parte, los cristianos alegaban que ya habían sido liberados de la ley, y que ya no tenían ninguna obligación mosaica que cumplir.

Los judíos no sólo se aferraban a la ley de Moisés, sino que negaban que Jesús hubiera sido el Mesías prometido.

dia de reposo, sábado, domingo

Pero había un tercer grupo, eran los judaizantes, estos eran judíos que se habían convertido al cristianismo pero que todavía creían que se debían de practicar las costumbres judías. se habían mezclado en la iglesia para sembrar su doctrina legalista. Y si bien es cierto que los judíos guardaban el séptimo día, que es nuestro sábado actual, cierto es también que, con el adve­nimiento de Cristo, la ley vino a ser como un ayo que nos guió hasta la cruz del Calvario, pero que al morir Cristo en la Cruz, en ese momento terminó la ley y comienza el período de la gracia.

Porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree. (Romanos 10:4)

El día del Señor es el domingo, porque Cristo resucitó en ese día.

Y si alguien cree que el sábado es su día de descanso, no debe preocuparse porque los demás no lo guarden.

Porque para el cristiano lo que cuenta no es el día sino el descanso. Y el Señor no nos obliga a guardar determinado día, sino a acordamos del día de reposo para santificarlo. Y es aquí donde las grandes mul­titudes han fallado; han dado más importancia al calendario que al propósito divino de que se guarde su día.

El hijo de Dios ha entrado a un reposo superior, que el que enseñaba la ley. Libertado en Cristo, San Pablo escribe:

Por tanto, nadie os juzgue en comida o bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo” (Colosenses 2:16).

Para los judíos, el día de reposo era el sábado. Para el cristiano, su reposo es Cristo.

¿Qué opinas? Únete a la Discusión