El Seol y el Hades – Estudio

El Antiguo Testamento enseñaba que los muertos van al Seól; la palabra equivalente a ésta en el Nuevo Testamento es “Hades”. La palabra Seól, del Hebreo, la cual aparece 65 veces en el Antiguo Testamento, se traduce en la King James, 31 veces como “infierno”, 31 veces como “sepulcro” y 3 veces como “hoyo”. El uso de la palabra infierno como traducción de “Seól” es fuente de confusión. El infierno es un lugar de fuego que arde eternamente. El Seól es el lugar al cual los muertos van. Jacob expresó que él iría al “Seól” (Génesis 37:35) Es obvio que Jacobo no estaba hablando de un lugar de tormento ardiente. Debió haber dado a entender que iba al lugar de los muertos.

seol, hades, infierno

Dado que los impíos son amenazados con la perspectiva de ir al Seól, algunos han legado a la conclusión de que el Seól es un lugar al cual sólo los impíos van. Aparentemente todos iremos al Seól (Gén 37:35; Isa. 14:9) Tal vez el uso de la amenaza del Seól para los impíos (Salmo 9:17; 55:15; Prov. 23:14) sólo indica la muerte inmediata como castigo para ellos, en contraste con una longevidad normal como bendición para los justos (Ezeq. 18:4,9) Si esto es cierto, entonces el Seól debe considerarse como el lugar al cual todos van al momento de la muerte, tanto los impíos como los justos.

La septuaginta (versión de los setenta) hace uso de la palabra del griego “Hades” como equivalente al “Seól”, como también lo hace el Nuevo Testamento, cuando cita al Antiguo Testamento (Salmo 16:10; Hechos 2:27,31) La palabra “Hades”, del griego, la cual significa “escondido” o “invisible” (traducida como infierno en la versión King James, pero traducida como Hades en la Reina y Valera, y en la mayoría de las versiones), aparece diez veces en el Nuevo Testamento. Una de estas, aparece como una variante sin un fuerte apoyo de los manuscritos, y se traduce como “sepulcro” (1ª Cor. 15:55) Ni Seól ni Hades deberían traducirse como “infierno”, un lugar de tormento ardiente. La palabra del griego que significa “infierno”, o lugar de tormento es “GEHENA”.

LA NATURALEZA DEL HADES

Al hablar sobre Lázaro y el rico, Jesús pintó un cuadro algo vívido del Hades (Lucas 16:19-31) Todo este relato indica que Jesús se refería a un evento que verdaderamente ocurrió.

En muchos casos cuando Jesús contó parábolas, el indicaba que eran parábolas por medio de expresar que el tema a tratar era “semejante” a otra cosa. En otros casos, cuando contó parábolas, no hizo uso de palabras de comparación para indicar que estaba contando una parábola; pero el contexto reveló que se trataba de una parábola. Las parábolas que Jesús contó, siempre se basaron eventos que podían ocurrir. Nunca incluyó nada que fuera contrario a la realidad, que no pudiera ser cierto, a menos que lo que dijo acerca de Lázaro y el rico fuera la excepción. Por esta razón, deberíamos aceptar el relato acerca de Lázaro como un evento real, o por lo menos como una ilustración que hace uso de cosas que podrían suceder.

La palabra “tis” del griego, la cual se traduce como “un”, es usada para referirse tanto al rico como a Lázaro (Lucas 16:19-20) “tis” se usa consistentemente para referirse a personas específicas y conocidas. Una muestra de los escritos de Lucas, por sí sola muestra que esto es cierto (Lucas 1:5; 6:1; 7:2,41; 8:2,27; 9:57; 11:1,27,37; 12:16,31; 14:1-2; 15:11; 16:1) Jesús estaba hablando de dos personas que realmente existieron. Si ésta no hubiera sido su intención, no hubiera usado la palabra “tis” cuando se refirió a ambos hombres. El mencionar a Lázaro por su nombre es también una indicación significativa en el sentido de que Jesús se estaba refiriendo a una persona real.

De hecho, si esta fuera una parábola (lo cual no creo) sería la única vez en la cual se menciona a alguien por nombre.

De manera que, según un examen de este relato, podemos hallar algunas respuestas a ciertas preguntas concernientes al Hades.

1) Tanto los justos como los impíos van al Hades. El rico y Lázaro fueron allí.

2) Los impíos son atormentados, y no hay alivio disponible para los que están siendo castigados.

3) Los justos están en un lugar de consuelo

4) Todos retienen su identidad, y cada uno recuerda lo que sucedió en la tierra

5) Todos están conscientes de lo que les rodea

6) Los impíos están separados de los justos por medio de una “gran sima”, y ésta impide que los justos y los impíos puedan pasarse de un lado a otro

7) Todos pueden comunicarse con los demás

8) Todo mundo es reconocible en la esfera de lo incorpóreo

9) Hay gente todavía viviendo en la tierra. Los hermanos del rico todavía estaban viviendo en la tierra

10) Nadie puede regresar, ni comunicarse, con los vivientes

¿Qué opinas? Únete a la Discusión