El Tribunal de Cristo – Estudio

Este es el estudio acerca del  Tribunal de Cristo, que se encuentra en la Biblia en el libro de Apocalipsis, Romanos 14:10 y 2 Corintios 5:10.

El Tribunal de Cristo

¿Existe un día de juicio para mí, que soy cristiano?

Y sí así es, ¿de qué tengo que dar cuenta?

El tribunal de Cristo, Ante el trono Blanco, tribunal, el gran juicio del gran trono blancoLa Biblia dice que los caminos de Dios no son nuestros caminos, porque el hombre mira las cuestiones físicas externas, mientras que Dios mira la actitud del corazón y opera en el reino espiritual. Si usted quiere servir a Dios en forma eficaz, entonces debe enfocarse en las cosas espirituales, no en las materiales. Así mismo, la vida de usted sólo tendrá verdadero sentido, propósito y significado cuando viva y sirva en el reino espiritual, enfocándose en las cosas eternas.

El propósito de esta lección es ayudar al cristiano a mantenerse enfocado en las cosas eternas, recordándole que su mayor responsabilidad en este mundo es adorar y servir al Señor Jesucristo

I. ¿Qué es el Tribunal de Cristo?

A. Llegará el día en que dios juzgará a cada uno de los seres humanos (hebreos 9:27, proverbios 29:26).

B. Dios ya juzgó el pecado del cristiano en la cruz del Calvario. Cuando depositamos nuestra fe en el señor Jesucristo, y lo recibimos como Salvador, ya no debemos temer el juicio por nuestros pecados porque Cristo Jesús sufrió ese juicio por nosotros, al morir en la cruz (2 corintios 5:21, gálatas 3:13, 1 Pedro 2:24).

C. El juicio para usted será en base al servicio que hizo para dios, desde el día en que usted recibió a Cristo Como su señor y salvador.

A este evento, la Biblia lo llama “el Tribunal de Cristo” (Romanos 14:10, 2 Corintios 5:10).

II. ¿De qué cosa seré Juzgado en el Tribunal de Cristo?

A. Usted será juzgado por su labor como siervo del Señor Jesucristo, no por su pecado (1 corintios 3:11-15).

B. Esa labor será juzgada por los motivos con los que usted la realizó. Y también se tomará en cuenta la calidad de todas sus obras, no la cantidad de las mismas.

1. Dios examinará toda obra (1 Corintios 3:13).

2. La actitud del corazón será más importante que las obras mismas.

Si se desarrollan actitudes correctas, también resultarán obras correctas (Efesios 6:6, 1 Tesalonicenses 2:4).

III. ¿Cuáles son las consecuencias Negativas de este Juicio?

A. En 2 corintios 5:10, pablo habla de el tribunal de Cristo, pero en el verso 11 el apóstol se refiere al tribunal como “el temor del señor”.

Los cristianos nunca debemos temer ir al infierno, pero hay algunas cosas muy importantes que sí debemos temer en relación con el juicio final:

1. Temor de estar avergonzados por no ser encontrados viviendo para el

Señor Jesús durante su Segunda Venida (1 Juan 2:28).

2. Temor de sufrir pérdida de recompensa porque nuestras buenas obras hayan sido temporales, y no eternas (1 Corintios 3:15).

3. Temor de perder recompensas por haber vivido en pecado, en vez de vivir para Cristo Jesús (2 Corintios 5:10, Gálatas 6:7-8).

B. Recuerde bien que las apariencias algunas (o muchas) veces engañan.

Los verdaderos siervos de Dios serán puestos de manifiesto en contraste con aquellos que solamente aparentan ser siervos de Cristo para los hombres.

1. Asegúrese de que usted está invirtiendo para obtener recompensas celestiales, en vez de las terrenales (Mateo 6:19-20, Colosenses 3:1-4).

2. Nunca se deje engañar por las apariencias externas, tanto en la vida de usted, como en la de otras personas (Lucas 16:15, 1 Corintios 1:27-31).

IV. ¿Cuáles serán las recompensas?

Las recompensas disponibles en el Tribunal de Cristo pueden verse al estudiar las CINCO CORONAS de las que habla claramente el Nuevo Testamento:

A. La corona de justicia (2 Timoteo 4:8), que se dará a todos los que aman la venida de señor Jesucristo.

El penúltimo verso de la Biblia dice de la siguiente manera: “sí, ven, Señor Jesús” (Apocalipsis 22:20). El deseo más fuerte en nosotros los cristianos siempre debe ser: estar con nuestro Señor y Salvador Jesucristo (Filipenses 1:21-23).

B. La corona de vida (apocalipsis 2:10). Es la corona de los mártires.

Mencionada también en Santiago 1:12, se dará a los que soporten la tentación.

Esta corona es la misma que la corona de los mártires, porque se muere al yo para vencer la tentación (Romanos 6:6-11).

C. La corona incorruptible (1 corintios 9:25), que se dará a los que se abstienen de pecar, a los que siempre mantienen dominio propio.

El contexto de 1 Corintios 9:18-27 trata del dominio propio en cuestiones físicas para ser testimonio a otros, y ser físicamente capaz de hacer lo que Dios quiere que usted haga.

También es conveniente recordar que algunos cristianos sufren ciertas enfermedades para glorificar a Dios. El apóstol Pablo es un ejemplo excelente (2 Corintios 12:7-10).

D. La corona de regocijo (1 tesalonicenses 2:19). Es la corona para todos los que ganan almas para el señor.

Dada a los que ganan almas para Cristo. Mencionada también en Filipenses 4:1.

Se le llama corona de regocijo porque produce gozo en el cielo cuando un pecador se arrepiente y recibe a Cristo (Lucas 15:7).

E. La corona de gloria (1 Pedro 5:4). Es la corona que se dará a los pastores y a líderes espirituales.

1. Dada a todos aquellos que pastorean a los cristianos en la Palabra de Dios.

2. La Biblia dice que todos los que ya somos salvos debemos estar activamente enseñando a alguien la Palabra de Dios, no sólo los pastores y predicadores (Efesios 4:11-16).

3. Pastorear requiere sabiduría, que se obtiene por la Palabra de Dios (Proverbios 4:7-9).

V. Preguntas Básicas: ¿En qué debo enfocar mi Vida?

El enfoque al regreso del Señor Jesucristo es una de las doctrinas bíblicas más importantes para la vida diaria. En los siguientes textos bíblicos anote cuántas cualidades prácticas de carácter se producen al enfocarse en el regreso de Jesucristo:

a) Amor y Paciencia. (2 Tesalonicenses 3:5, Santiago 5:7-8).

b) Aliento y Paz. (1 Tesalonicenses 4:13-18, 2 Tesalonicenses 2:1-2).

c) Esperanza y Gozo. (1 Tesalonicenses 2:19).

d) Firmeza y Santidad. (1 Tesalonicenses 3:13, 1 Juan 3:1-3).

e) Confianza. (Filipenses 1:6, 1 Juan 2:28).

f) Diligencia en el servicio.(2 Timoteo 4:1-8).

g) Una vida recta. (Tito 2:11-14).

h) Fe en momentos de pruebas y aflicciones. (1 Pedro 1:5-7)

¿Qué opinas? Únete a la Discusión