“Solo se Trata de Vivir” – Reflexión

En esta reflexión “SOLO SE TRATA DE VIVIR” encontramos algo muy interesante porque toca un tema tan importante como es, la brevedad de la vida, y debemos aprovechar cada momento de ella, pero eso sí, tomados de la mano de Dios.

 vivir de la mano de Dios

logos university banner

       “Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallaréis DESCANSO PARA VUESTRAS ALMAS”  (Mateo 11:28-29)

 

       “Dicen que viajando se fortalece el corazón, pues andar nuevos caminos te hace olvidar el anterior, ojalá que esto pronto suceda, así podrán descansar mis penas hasta la última vez. Creó que nadie puede dar una respuesta, ni decir que puerta hay que tocar; creo que a pesar de tanta melancolía, tanta pena y tanta alegría solo se trata de vivir”

       Este es el párrafo de una muy bonita canción de un grupo argentino de allá por los años sesenta, llamados “Los Gatos de Argentina”; letra y música de su vocalista y líder de la banda, el genial Lito Nebia. La música es un medio para expresar muchas veces los estados de ánimo, situaciones, problemas, amores, desamores, de los seres humanos. La letra de esta canción nos habla de vivir el momento a pesar de todo lo que pase a nuestro alrededor. Eso es lo que sugiere a todo aquel que la escucha y que se identifica con la letra. El cantor, cree que nadie puede dar una respuesta, ni existe alguien a quien acudir. Eso es lo que refleja su autor en esta bella canción. La gente anda por ahí, dizque viajando por la vida; pero sin rumbo fijo, como un barco a la deriva, sin ninguna esperanza, sin motivación ni propósito.  Eso es porque vivimos inconscientes, sin entender siquiera lo que es la vida. Vivimos por vivir solamente. A veces pensamos, que basta con llevar vidas “buenas”, sin molestar a nadie, estudiar y casarnos y tener hijos basta, a esto le llaman el ciclo natural de la vida: nacer, crecer, reproducirse y morir. La escritura nos define claramente lo que es la vida y cual es su propósito. El apóstol Santiago en su carta nos dice algo al respecto

“Sin embargo, no sabéis como será vuestra vida mañana. Sólo sois un vapor que aparece por un poco de tiempo y luego se desvanece” (Santiago 4:14).

Claramente nos afirma que el hombre no sabe nada de como será su vida el día de mañana. Nuestro existir es efímero, es semejante al vapor, aparece y luego desaparece. Así define la Escritura nuestras vidas. Entonces, dirán muchos, si es así de corta, debemos vivirla al máximo!! Claro es verdad!!!  Vivámosla al máximo, divirtámonos, amemos, trabajemos, lloremos, viajemos!!! Pero sepamos algo que nos dice el apóstol Pedro:

“pero ellos darán cuenta a aquel que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos” (I Pedro 4:5).

Todos absolutamente todos, daremos cuentas de todas nuestras acciones.

              Ahora bien, ¿Cuánto de lo que hacemos nos trae paz interior, satisfacción y descanso a nuestras almas? He aquí el detalle. Confundimos el hecho de que la vida es corta, para vivirla sin ningún control. Suponemos que debemos aprovechar cada instante, para ser lo que nos parece que esta bien, todo esto de acuerdo a nuestro buen juicio. Esto a su vez acarrea, cansancio y nos llenamos de cargas en nuestras almas; que a veces no podemos más y necesitamos descargarlas.

              Pero hay buenas noticias para todos nosotros, los que estamos trabajados y cargados. En oposición a lo que nos dice la letra de la canción, que nadie nos puede dar una respuesta, ni hay a quien acudir. La palabra de Dios, si nos proporciona una solución a nuestras cargas espirituales. El texto principal de nuestra reflexión nos dice que vayamos a aquel que si no dará descanso y solaz para nuestras almas, Él nos invita a ir  a su encuentro, para encontrar descanso para nuestras almas. Cuando nuestras almas están en reposo, en tranquilidad, en paz; puede suceder de todo a nuestro alrededor, pero a nosotros no nos afectara en ninguna manera. ¿por qué? Sencillamente porque nuestras cargas, ya las hemos depositado en nuestro Señor; la invitación es a que ya no las llevemos nosotros, Él las lleva por nosotros, y ya lo hizo, ya llevo todas nuestras dolencias y enfermedades físicas y espirituales

“Ciertamente El llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores…..” (Isaías 53:4ª).

Muchas veces los dolores del alma, son más intensos y superan a cualquier dolor físico. Es a esto a lo que se refiere el texto, a todos los dolores y enfermedades espirituales, que acarreamos con nuestras maneras de vivir.

                Comencemos a partir de ahora, a depositar nuestras cargas, esas que nos agotan nuestra alma, y que al final del día, solo traen soledad y tristeza. Solo se trata de Vivir, pero vivir vidas plenas, con propósito, con alegría; vidas totalmente descargadas y en completo descanso. En ese descanso que solamente encontramos en nuestro Señor Jesucristo.

Por: Mario Samayoa

¿Te gustaría anunciar tu empresa aquí? Leer más

¿Qué opinas? Únete a la Discusión