Informe de Lectura de “Diez Mitos Clave de la Modernidad”

!Diez Mitos Clave de la Modernidad¡

Informe de Lectura del libro “Sociología: Una Desmitificación” Por Antonio Cruz. Los diez pensadores que creyeron poder cambiar el mundo por medio de sus pensamientos filosóficos pero completamente alejados de Dios.

SÍNTESIS DE LOS DIEZ MITOS CLAVE:

Podemos sinterizar este libro como un esfuerzo del autor de exponer el pensamiento filosófico de la “Modernidad”, de un grupo de hombres que trataron de encontrar la solución a las injusticias sociales de su tiempo, pero apartados de la Palabra de Dios, trataron de sustituir la religión, dando origen a una nueva ciencia, según ellos, llamada sociología, que fuera la sustituta secular de la religión, a raíz de la deformación del mensaje bíblico a que habían llegado las iglesias cristianas del momento. Estudiado magistralmente desde el punto de vista del impacto social que causaron pero con un enfoque cristiano, contrastado magistralmente a la luz de la Biblia. .

Comenzando por  Nicolás Maquiavelo (1469-1527) con “El mito del Príncipe Nuevo”, y su enunciado de “El fin justifica los medios”,  hasta Sigmund Freud (1856-1939) con “El mito de Edipo”. Pasando por Descartes y “El mito de la Razón” y su enunciado “La fuente de toda verdad no es Dios sino la mente humana”. Seguido por Hobbes con “El mito del Contrato Social o del Gobernador que tiene siempre el poder absoluto sobre el pueblo”, Locke y “El mito de la Propiedad Privada”, Rousseau y “El mito de La sociedad Culpable, Hegel y “El mito de Las revoluciones”, Compte (que fue el primero en acuñar el término “sociología”) y “El mito de Los tres estados de la humanidad”, Darwin y “El mito del Evolucionismo”, Marx y “El mito de la Redención del Proletariado”

rousseau

CRÍTICA POSITIVA:

El autor nos narra de una manera clara y comprensible  la vida de cada uno de estos pensadores y la forma de cómo fueron influenciados desde la niñez, cuáles fueron las razones por la que sus primeros pensamientos religiosos más tarde se vieron transformados, debido a sus padres o por el período de la historia que les tocó vivir. Cómo ellos se vieron forzados a encontrar las respuestas  a las necesidades existentes. De cómo algunos de ellos se alejaron completamente de Dios convirtiéndose en ateos declarados. Encontré de mucha importancia el estudio de este libro porque enseña de una manera muy bien elaborada como se desarrolló cada corriente filosófica y los diferentes mitos sociales que crearon estos pensadores influenciados muchas veces por la misma crisis de la iglesia y por la convulsión por la que estaba pasando cada país debido a las problemas sociales, políticos y económicos de su tiempo. Cruz es un excelente escritor que sabe exponer, de manera clara y con una narrativa bien elaborada lo que ha sido el desarrollo del pensamiento filosófico a través del trabajo de cada uno de estos diez pensadores, y aun les da la razón, cuando la tienen, pero al mismo tiempo hace ver también las partes equivocadas por medio de un desarrollo adecuado, haciendo una comparación exhaustiva del pensamiento bíblico, explicando con claridad los aspectos morales, religiosos y teológicos plasmados en la Palabra de Dios. La importancia de este libro es hacer caer la venda de los ojos de las personas que todavía creen que estos pensamientos (mitos) eran correctos, haciendo creer a la gente, que eran ley en sí mismos. Muchos hablan de los famosos filósofos como grandes héroes del pensamiento humano, y hasta se pelean por defender sus posiciones creyendo que eran verdaderos adalides. Hombres que tenían la verdad absoluta y que sus enunciados eran ley.

Cruz nos muestra, en su análisis bien estructurado, los grandes errores de cada uno de estos diez pensadores, por ejemplo en Maquiavelo, considerado el fundador de la ciencia política moderna, para él la moral no tenía ningún valor, pues el fin justifica los medios, y propone la búsqueda del bien a través del mal. Nos muestra que Descartes pretendía demostrar la existencia de Dios y la esencia del alma humana desde la razón física y metafísica. Que John Locke, estaba completamente equivocado con su mito de la propiedad privada, pues no va de acuerdo con la voluntad de Dios expresada en su Palabra, pues el objetivo del hombre no debe de ser la acumulación desmedida de bienes, sino la de velar por los desvalidos, por los necesitados. En resumen, puedo decir que me encantó leer este libro pues fue de mucha ayuda para comprender mejor de como estos hombres tan famosos influenciaron al mundo, ya sea para bien o para mal.

CRITICA NEGATIVA:

No estoy de acuesigmund freudrdo de la posición que asume el autor en ciertas partes de su obra, como es el caso de la “teología de la liberación”, encuentro que hay una contradicción en su exposición, por un lado dice que es correcta “Cuando se vive entre la miseria se comprende mejor a los partidarios de la teología de la liberación. Mientras que desde la comodidad y el bienestar distante de los países ricos es mucho más difícil entender las motivaciones reales de los liberacionistas”, dándole la razón a Marx y Engels, diciendo que ellos denunciaron en su Manifiesto que la burguesía había “ahogado el sagrado éxtasis del fervor religioso, (…) en las aguas heladas del cálculo egoísta”. Esta posición nunca me ha gustado, pues, pretende darle la razón a esta teoría, pero echándole la culpa a los países del norte (específicamente a USA), y dejando libres a los países de Latinoamérica. Como si en estos países todos fuéramos completamente pobres y no hubiera gente con posibilidades económicas que no podríamos poner un grano de arena por la causa del pobre. Dice que “este ha sido por desgracia el eterno error de la iglesia oficial que ha estado marcada desde la época de Constantino, por una alianza con el poder, por un matrimonio de la clase dominante”. Debemos preguntarnos si a esta altura del siglo XXI todavía le echemos la culpa solo a una parte de la iglesia, ¿no estamos también los cristianos evangélicos haciendo también lo mismo? Para mí, aún en los países más pobres del mundo hay personas que tienen algo que dar a los pobres, y no es a mi modo de ver, por medio de esta corriente de pensamiento filosófica atea que podremos ayudar a los más necesitados. Porque encuentro que esta corriente está basada en la confrontación entre el rico y el pobre. No, lo que necesitamos es una reforma de la Reforma. Todos como cristianos debemos de predicar la solidaridad que predica la Biblia. Lo podemos ver en Santiago 2:14-26.

Continúa diciendo “De ahí que, según los teólogos de la liberación, los cristianos no tengan que luchar sólo contra el pecado y las fuerzas del mal sino también contra la miseria y la explotación” Si, pero no es la forma de hacerlo, Cristo no vino a eso.

APLICACIÓN PERSONAL:

Este libro me ha abierto los ojos a los grandes conflictos que existen en la tierra, y me ha mostrado que hay que hacer algo para solucionarlos. Así como estos hombres lucharon, algunas veces completamente equivocados, pero creían que están construyendo un mundo mejor por medio de su trabajo. Los admiro por el valor que tuvieron para hacerlo, y me impulsa a hacer mi parte en el mundo. Creo que todos tenemos una obligación para con nuestro mundo, no solo de predicar la Palabra, sino mostrando el camino a otros por medio de una sociología cristiana, tan necesaria en nuestro mundo globalizado. Debemos profundizar en nuestros estudios sociológicos para guiar a todos aquellos que predican la Palabra, para hacer un trabajo adecuado en la obra social que nos demanda el Señor. Hoy comprendo que es necesario conocer más a fondo el aspecto social pero tomado de la Palabra de Dios.

Por José Alberto Vega.

¿Te gustaría anunciar tu empresa aquí? Leer más

¿Qué opinas? Únete a la Discusión