Historia de la Iglesia Bautista en El Salvador

historia de la iglesia, pluma, cartas, escribir

En el año de 1909 arribó a El Salvador, el misionero bautista Rev. Percy T. Chapman acompañado de su esposa, Doña Mary Chapman. Vinieron con la intención de ayudar al Rev. Roberto H. Bender que era misionero de la Misión Centroamericana.

En el año de 1910, a pedidos del hermano Chapman, la Junta Misionera de la Convención Bautista del Norte tomó el acuerdo de enviar a nuestro país al Rev. Lemuel C. Barnes para que éste hiciera un estudio acerca de la conveniencia de mandar a El Salvador misioneros para hacer una labor permanente.

En diciembre de ese año el Rev., Barnes llego a Guatemala para conocer esa república y también informarse con mucho tacto sobre la situación de las Iglesias en El Salvador.

Seis meses más tarde envío un reporte a la Convención Bautista del Norte manifestando que la Misión Centroamericana se había declarado ¨No denominacional¨ y en vista que no había un apoyo decidido de su cede en Paris, Texas, era oportuno tomar acción por parte de los bautistas en la obra salvadoreña.

Como resultado de ese informe de Barnes la Junta de Administradores nombro de inmediato al Rev. William Keech, Bautista de Nacionalidad Inglesa, como misionero para iniciar las tareas en nuestro país.

Durante un periodo de más de 5 años Keech actuó como agente de la expresada Sociedad Bíblica en El Salvador y fue gran colaborador del Rev. Bender.

A finales de 1910, el Rev. Keech le transmitió una carta al Rev. Barnes, quien se encontraba iniciando una visita en Guatemala, carta que le había sido dirigida por el pastor Laico Emilio Morales, responsable de una Iglesia establecida ya en Sonsonate. Morales solicitaba el envío de misioneros bautistas, dada la urgencia de muchas congregaciones que habían decaído con la salida de los esposos Bender, quienes por motivos de salud se trasladaron a Upland, California, EEUU.

Barnes en su visita a la región centroamericana, detecto que las grandes necesidades de las mayorías de la población eran nos solo espirituales, sino materiales, morales y sociales, por lo que había que introducir también unido a los programas evangelisticos, planes de asistencia social y humanitaria, educativa y concientizándola sobre el derecho de la libertad religiosa que tenían los salvadoreños y sobre la importancia que tenía el que hubiese una separación entre el Estado y la Iglesia, quienes ya desde la época de la colonia había vivido una poderosa influencia de la Iglesia Católica sobre las estructuras del poder de Estado.

El 21 de Febrero de 1911, Keech renunció como Agente de la Sociedad Bíblica Británica y comenzó con otros colaboradores a realizar un intenso trabajo contando con apoyo financiero de la Convención del Norte.

Comenzaron a organizar algunas congregaciones, lo mismo que a capacitar obreros para el Pastorado. Inicia la construcción de templos, junto al trabajo organizacional y social, los Bautistas del Norte pusieron en marcha un acelerado programa educacional en las Iglesias, instruyéndolas sobre sus tradiciones y principios teológicos.

Entre sus enseñanzas teóricas y practicas estaban incluidas el negar la validez del bautismo de infantes instituido en forma dogmática por la iglesia Católica Romana y la de negar vigencia de algunos dones espirituales, especialmente el de hablar en lenguas, el cual estaba siendo introducido por el movimiento evangélico pentecostal que comienza a surgir en ese tiempo.

A Finales de Julio de 1911, se organizó la primera congregación bautista en San Salvador, probablemente con 18 hermanos que antes se habían congregado en las Iglesias de la Misión Centroamericana.

La naciente Iglesia se reunió en la 2ª. Av. Sur No. 53, de San Salvador, en una casa de dos pisos y bautizando por inmersión a varios hermanos y hermanas, que antes habían sido bautizados por aspersión. El baptisterio era de madera forrado de lámina.

En Agosto de 1911, la primera Iglesia Bautista se constituyo en Santa Ana, producto de una división de la Iglesia de la Misión Centroamericana, la convención Bautista del Norte tomo la determinación de nombrar como sus misioneros al Rev. Percy Chapman y su Esposa.

Chapman comenzó su trabajo bautizando por inmersión a 24 hermanos y hermanas en el mismo mes de Agosto, varios de los cuales como Cirilo Gaspar y Gianino Tobar quienes serian destacados como Siervos del Señor Tras la división de Santa Ana y la formación oficial de las dos primeras Iglesias Bautistas, en los años que siguieron varias congregaciones tomaron la decisión de dejar la Misión Centroamericana declarándose Bautistas.

En ese mismo año, la Iglesia de Sonsonate, pastoreada por Emilio Morales, quien también atendió las obras de San Julián e Izalco.

En 1912, fue la Congregación de Atiquizaya, bajo el pastorado de Gianino Tobar. En Enero de 1913, la congregación se fundó formalmente como Primera Iglesia Bautista de San Salvador, con 29 miembros, siempre bajo el pastorado de William Keech.

En los Años de 1913 y 1914, la Iglesia recién fundada fue atendida por el hermano Enrique Rendón, nacido en Apaneca, Ahuachapán en 1881, pastor salvadoreño quien evangelizo en varias poblaciones entre ellas, Apopa, Quezaltepeque, Izalco y San Julián.

El Hermano Rendón evangelizó casa por casa, en varios campos blancos, distribuyendo tratados y vendiendo Biblias siendo objeto en muchas ocasiones de rechazos y maltratos. En 1915, Se organizó la Iglesia de Chalchuapa proclamándose Bautista.

En 1915 y 1916, La Primer Iglesia Bautista fue pastoreada por el Hermano Arturo Tavel, en ese período la convención Bautista del Norte adquirió un terreno en la 11ª Av. Sur No. 26 para construir allí el Templo, mientras la Iglesia fue trasladada a la casa no. 17 de la Actual Avenida Cuscatlán.

Arribaron las Hermanas May Convington y Eva García, quienes llegaron a servir en la Primera Iglesia Bautista de San Salvador especialmente con las mujeres, la juventud y la Escuela Dominical Infantil y las visitas a familias Cristianas.

En 1916, llegó el Rev. John Todd y su esposa Mabel. El Rev. Todd son el apoyo de su esposa, sirvió en el pastoreado de la Primera Iglesia Bautista de Santa Ana durante 11 años, tiempo en el que se multiplico la obra, estableciendo misioneros y numerosos puestos de predicación en diferentes lugares del occidente del país.

El Rev. Todd introdujo la solemnidad en la Liturgia de las Iglesias sobre todo en la alabanza y tiempo de adoración, dejando un inmenso legado como autor de música para varios salmos, entre ellos el 47, 67, 80, 107 y el 115, así como otras composiciones de alabanza para EL Señor.

Meses más tarde, arribó al país para iniciar la obra de la región Oriental la pareja de misioneros formada por Rev. Edward Humprey y su esposa, quienes se establecieron en la región de Jucuapa y después fueron a vivir a San Miguel, cabe destacar que los Hermanos David Cardona y Emeterio Bonilla habían comenzado las tareas de predicación y distribución de la Biblia en aquella región como Colportores.

Entre los años 1916 y 1920 fungió el Rev. Jorge Brewer como superintendente de la Convención Bautista para América Latina y en sus numerosas visitas fue hombre clave para gestionar la construcción de los edificios del Colegio Bautista de Santa Ana y la Primera Iglesia Bautista de El Salvador.

El 4 de Julio de 1917 se reunieron las Iglesias de San Salvador, Santa Ana, Chalchuapa Atiquizaya y Sonsonate para constituir la Asociación Occidental Bautista de El Salvador.

Fue enviado al departamento de Chalatenango como primer misionero nacional el Hno. José Ángel García, quien realizo una intensa labor durante año y medio en esa región.

Le sucedieron en la obra los Hermanos Gertrudis Germán, Pío Lemus, Luis Cadenas, Eulogio Pimentel y Rosalío Flores.

La Asociación Bautista Occidental operó por 18 años hasta que fue formada la Convención de Iglesias Bautistas de El Salvador a nivel nacional.

Llegaron dos misioneras para prestar sus servicios como educadoras en la Ciudad de Santa Ana, ellas eran Martha Howell y Luisa Carter.

El 25 de Diciembre de 1919, los miembros de la Iglesia, en una sesión de negocios, aprobaron sus
primeros estatutos y acordaron ofrendar en forma sistemática en esa oportunidad suscribieron todo un pacto, uno de cuyos pasajes dice:

“Prometemos, con la ayuda del Espíritu Santo, abandonar los senderos del pecado y andar en el camino de la santidad todos los días de nuestra vida. Con este objeto convenimos de esforzarnos juntamente para el adelanto de la Iglesia en conocimiento, santidad y bienestar; convenimos en procurar su prosperidad y espiritualidad, convenimos en sostener su culto, sus instituciones, el bautismo y la cena, su disciplina y sus doctrinas, convenimos en contribuís con gozo y regularidad al sostén de su ministerio y gastos de la Iglesia, el socorro de los pobres y a la propagación del Evangelio en todas las naciones”.

En el año de 1919, comenzó a publicarse el periódico ¨El Heraldo¨, el cual sirvió de tribuna para la
proclamación del Evangelio y la difusión del pensamiento social.

Fue abierto oficialmente el Colegio Bautista de Santa Ana de enseñanza primaria, este se logro desarrollar y alcanzar una gran credibilidad y prestigio para el año 1922 con 173 alumnos. El Rev. Humphrey junto con su equipo de colaboradores, organizó formalmente la primera congregación Bautista en la Ciudad de San Miguel, para éste tiempo ya habían iniciado las tareas de predicación en las ciudades de San Miguel, Usulután y La Unión.

Para el año de 1920, había sido Ordenado el hermano David Cardona P., de la región oriental, quien había servido por un tiempo en Chalchuapa, más tarde iría a pastorear una congregación en Zacatecoluca.

En el periodo de 1920 a 1928, el Rev. Cirilo Gaspar fue pastor de la Primera Iglesia Bautista de EL
Salvador, sirviendo también en forma sucesiva a las Iglesias Bautistas de Ahuachapán y Sonsonate, para volver nuevamente a la Primer Iglesia Bautista de San Salvador, hasta que en el año de 1928, el Rev. John G.

Tood llagaría a ser nombrado Superintendente de la Misión bautista en El Salvador en sustitución de Rev. Percy Chapman.

El Rev. David Cardona llego a Zacatecoluca para pastorear allí la Iglesia Bautista siendo sustituido 8 años más tarde por el Rev. Benjamín Arrazate, quien había estudiado antes el Seminario Bautista de Saltillo, México.

El Rev. Arrazate fue sustituido, a la vez, sucesivamente en los años 1929 a 1931 por los Hermanos Emeterio Bonilla, Secundino Vigil y Adán Corea.

Tiempo después el Rev. Gaspar sirvió como Pastor en las Iglesias de Chalchuapa y Atiquizaya, quedándose más tarde como predicador visitante en varias Iglesias.

El Rev. Gaspar y el Rev. John Todd, registraron un valioso trabajo que fue la elaboración de un diccionario Náhuatl, el cual sirvió para poder llevar el evangelio a los Indígenas de Izalco y Nahuizalco. El Rev. Gaspar fue llamado a la presencia del Señor el 22 de Diciembre de 1966.

A partir de 1921 la convención nombro como Superintendente para Latinoamérica al Dr. Charles Detweiller, en sustitución del Rev. Brewer. El Rev. Detweiller visitó nuestro país por más de 20 años apoyando la compra de varias propiedades para la construcción de templos en El Salvador.

En 1922, salió para Norteamérica el Rev. Willian Keech para reunirse con su familia, concluyendo sus fructíferos servicios en EL Salvador., en su lugar quedó como Superintendente General de la Obra salvadoreña el Rev. Percy T. Chapman, uno de los fundadores de la obra Bautista en el País.

Champan dio gran impulso a la obras bautistas y como resultado se organizaron varias Iglesias y se levantaron varios Templos, destacándose el de la Iglesia de Ciudad Barrios, iniciado por el Hno. Rafael Funes y concluido por el Rev. David Cardona.

A partir del año 1924, llegó a El Salvador como misionera la Hrna, Vivian Saylor, con el propósito de abrir el Colegio Bautista de San Salvador, lo que hace realidad al mes siguiente el día 4 de Febrero.

Entre los años de 1925 a 1930, por la falta de obreros fue necesario que vinieran nuevos misioneros para visitar nuevas congregaciones urbanas y rurales en la mayoría de departamentos.

En este periodo aparece el Rev. Ismael García, colaborando con la Primera Iglesia Bautista de San salvador, luego paso como Pastor de la Primer Iglesia Bautista de Santa Ana por 8 años.

EL Rev. José Delgado, portorriqueño, fue nombrado Pastor de la primera Iglesia Bautista de San Salvador, cargo que ocupo por un período de más de 3 años y tuvo la administración del periódico Bautista El Heraldo.

En el Año de 1928, El Rev. Todd, asumió la posición de Superintendente de la Misión Bautista de El Salvador, en sustitución del Rev. Champan quien finalizó sus valiosos servicios y regreso junto a su esposa a Inglaterra.

El 11 de Mayo de 1934, se reunieron en el Templo de la primera Iglesia Bautista de San Salvador, a iniciativa de esta, 21 delegados de diferentes iglesias con el fin de organizar un concilio preparatorio de la Primera Convención de Iglesias Bautistas de El Salvador.

En los años 1941 y 1943. La convención de la iglesia bautista del salvador fue organizada. Desde la constitución nacional en 1934, en los siguientes 15 años, la membrecía de todas las iglesias apenas se había duplicado. En este periodo el crecimiento de la Iglesia Bautista fue lento.

Para 1960, la necesidad mayor era la formación de nuevos pastores. Por esa razón barios jóvenes fueron a capacitarse al extranjero, quienes al regresar del país formaron parte del liderazgo.

En 1964, el ministerio del interior concedió la personería jurídica a la convención, llamándose a partir de entonces Asociación Bautista de El Salvador (ABES).

Entre los propósitos o fines de la Asociación en dicho estatuto se mencionara lo siguiente: Predicar el Evangelio, promover la circulación y lectura de la Biblia, fomentar la ayuda ministerial y económica entre las iglesias miembros.

En el año 1960, se formo una comisión para construir el nuevo templo de la primera iglesia bautista de San Salvador. La iniciativa contó con el apoyo dedicado del Rev. Roberto Fisher. En 1961 se compro el terreno aledaño al tiempo, para que el nuevo edificio tuviera mayor espacio.

En 1961 la primera iglesia de San Salvador tenia misiones organizadas en las colonias las Rábida, la que fue llamada Iglesia Bautista Betania. Un año más tarde el 11 de diciembre de 1962, se fundó en la Colonia Dolores, la Tercera Iglesia Bautista de San Salvador, cuyo nombre fue el de iglesia Bautista Getsemaní.

El 17 de junio de 1962 se organizo la Misión de Cojutepeque.
En 1963 fue dedicado al señor el templo apopa y se comenzó una nueva Misión en el Barrio Santa Anita, la cual en 1984 tomo el nombre de “FILADELFIA”.

En 1964 se formalizo la organización Bautista de San Vicente y el año siguiente, el 6 junio de 1965 se construyo la cuarta iglesia bautista, en el Barrio San Jacinto.

El 3 de mayo de 1985 un terremoto azoto el país causando grandes daños y muertes en la capital. Por ese motivo la primera iglesia de San Salvador celebro sus cultos, durante tres meses en la segunda mesa o sean la Iglesia Bautista Betania.

El año de 1966 se formó dos nuevas obras; La misión cuscatancingo y la misión de Santa Tecla.
El 9 de noviembre de 1967, se organizo la iglesia Bautista Nazaret en Santa Tecla.

En 1969, se fundó la misión Bautista de Mejicanos y el 5 de noviembre de 1970 se organizo legalmente la iglesia Bautista de Cojutepeque.

En 1970, fue nombrado el hermano Edgar Palacios como pastor Asociado a la primera iglesia Bautista de San Salvador.

En la década de los setenta llegaron algunos misioneros para apoyar la obra evangélica bautista. En 1973, arribo el Rev. Ervin Haatey, para relevara la escuela de evangelismo TEA. En 1975, llego hermana Shirley Johan, de nacionalidad inglesa, para servir en varios ministerios.

En el año 1976 la primera iglesia adquirió un terreno de 8 manzanas a la altura de kilómetro 70 de la carretera troncal del norte, para servir en barios ministerios.
En febrero de 1978, después de 18 años de servicio, salió del Pastoreado de la primera iglesia el Rev. Roger Velásquez, siendo nombrado el mayor del mismo año como pastor el hermano Rubén Elías Navarrete.

Otra iglesia dependiente que se puede mencionar son:
Iglesia Bautista Vista Hermosa
Iglesia Bautista el Camino
Iglesia Bautista Vida Nueva
Iglesia Bautista Sonsonate
Iglesia Bautista de Apopa, y otras.

Algunas de esa iglesias han recibido el apoyo de equipo evangelisticos intencionales visitante como. El Rev. Leo Humphrey, quien ha visto el país periódicamente por 18 años, Eddie Martin y algunos grupos de ese departamento.

La primera iglesia bautista de Chinameca tiene el liderazgo entre barias iglesias de lo departamento de San Miguel y Usulutan. También la primera iglesia Bautista de Chalatenango tiene ascendencia con varias iglesias de ese departamento.

En 1970 se estableció la historia de Iglesia Bautista Miramonte. Con la llegada, en este mismo año, de dos misioneros de nacionalidad norteamericana: Rev. Rolando Garlick y Rev. Bob Green. Ellos, acompañados por sus familias, oraron y buscaron la dirección de Dios para cumplir con el propósito de establecer una iglesia local en una colonia de clase media, no por hacer acepción de personas, sino porque en ese entonces el evangelio prácticamente no había logrado penetrar ese sector.

Rev. Jeff Adams, como Pastor Principal, y en un corto plazo, puso en marcha un programa de trabajo que fue fortaleciendo progresivamente la congregación y después del periodo de transición que de forma especial enfrentó el Hno. Adams, la Iglesia volvió a tomar ánimo y el Señor abrió un nuevo período de expansión. Debido a que el crecimiento de la Iglesia empezaba a encontrarse en desproporción con la capacidad del templo, se llevaron a cabo otras ampliaciones hasta su límite permisible y posteriormente en 1980 se acordó realizar los días Domingo dos cultos por la mañana, los cuales se ampliaron en 1982 a tres por la mañana y dos por la tarde.

Nuevamente, en 1984, el Hno. Jeff Adams tuvo que dejar el pastoreado después de recibir una invitación de su iglesia envidadora para regresar a Estados Unidos. Esto afectó el ánimo de la congregación ante lo inesperado de la noticia y tuvo, como era de esperarse, incidencias en el programa que se estaba implementando.

Ante esa coyuntura, la iglesia eligió al Rev. Harold Large, quien fungía como Director del Seminario, para asumir el Pastoreado Principal. Junto a él quedó un Equipo Pastoral de apoyo formado por los Hnos. Juan Galdámez, Edwin Castellanos y Nelson Zacarías a quienes posteriormente se agregaría el Hno. Guido Castellanos (misionero estadounidense) quien se hizo cargo del Seminario Bíblico durante un par de años.

¿Qué opinas? Únete a la Discusión