La Obra Expiatoria de Cristo – Cristología

El presente estudio teológico de  «LA OBRA EXPIATORIA DE CRISTO»  es de suma necesidad para todo ser humano. Es necesario que entendamos la obra de Jesucristo en la cruz para que podamos valorar y entender el propósito de la muerte de Jesús en la cruz.

La Obediencia Activa y Pasiva

Introducción: La expiación es la remoción de la culpa o pecado a través de un tercero. El sujeto culpable queda absuelto de cualquier pena por medio de un objeto, animal (ej. chivo expiatorio) u otra persona en el caso del cristianismo y algunos cultos antiguos que practicaban el sacrificio humano.

Para los judíos, la palabra viene del hebreo kipper, equivalente al arameo de borrar o la raíz de cubrir. Para los cristianos el concepto más adecuado viene del griego hilasterion, que significa aquello que propicia o expía. El concepto básico parece ser eliminar los obstáculos que impiden que determinadas deidades sean favorables o propicias para con el individuo.

En la cultura hebrea, de donde nos llega el concepto de chivo expiatorio, la expiación se hacía principalmente por medio de la sangre de una víctima como símbolo del cambio de una vida ajena por el perdón divino. A Allí se indica que es Dios mismo quien brinda un medio o condicionamiento para restablecer la relación rota.

cristo, cristo, crucificado, jesus, obraEn el Nuevo Testamento

Cristo con carácter expiatorio fue previsto ya desde la eternidad, anunciado proféticamente para nosotros en el culto ritual del AT y consumado en la cruz del Calvario. Según algunas tendencias del cristianismo, el hijo de Dios, Jesucristo, era consciente de que su sufrimiento y muerte final eran parte de su llamado.

Muchas veces durante el curso de su ministerio Jesús se refirió en forma velada y figurada a la forma de su muerte futura, pero poco a poco les fue manifestando a sus discípulos con toda claridad que debía sufrir y morir.

Desde el inicio del evangelio de Marcos vemos la Trinidad en acción para que nuestro Señor Jesús pudiera hacer su obra expiatoria.

Marcos 1:9-11  “Aconteció en aquellos días,  que Jesús vino de Nazaret de Galilea,  y fue bautizado por Juan en el Jordán. 10  Y luego,  cuando subía del agua,  vio abrirse los cielos,  y al Espíritu como paloma que descendía sobre él. 11  Y vino una voz de los cielos que decía: Tú eres mi Hijo amado;  en ti tengo complacencia.

Pero podría surgir la siguiente inquietud: Sabemos que el agua del bautismo simbolizaba la necesidad de ser limpiado de la inmundicia, es decir, del pecado. Ahora bien, si Jesús no tenía pecado, ¿cómo es posible que Aquel que fue sin pecado se sometiese al bautismo? Se han ofrecido varias respuestas.

Tal vez la más sencilla pudiera resultar la mejor: Después de todo, Jesús sí tuvo pecado, esto es, el nuestro. Isaías 53:6 apunta en esa dirección, al decir: “Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros”. Esto se confirma por el siguiente hecho: no mucho tiempo después, Juan vio venir a Jesús y, entonces, dijo a los que le escuchaban, “Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Jn. 1:29).

Por consiguiente, al parecer Jesús le exigió a Juan que lo bautizase porque había tomado la solemne resolución cargar con la culpa de aquellos por los que habría de morir. En un sentido, con el bautismo Jesús cumplía parte de la tarea de poner su vida por las ovejas (cf. Mt. 20:28; Mr. 10:45; Jn. 10:11; 2 Co. 5:21; 1 P. 3:18).

Por último, como el bautismo simboliza rendir la vida al Señor, ¿hubieran tenido sentido todos los demás bautismos, si Cristo no hubiese rendido su vida? Fue el sacrificio del Salvador el que estableció la base para el perdón de los pecados, un perdón expresado y sellado por el bautismo en favor de todos los que confiesan sinceramente su indignidad y deciden proseguir su futuro viaje “en novedad de vida”. Fue la voluntad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo que el Hijo se expusiera al impacto total del pecado humano y lo representar en la crucifixión

Esta fue una decisión de las tres personas de la Trinidad. No fue una decisión aislada de una sola persona de la trinidad. No fue un pacto entre los tres.

humillarnos, cristo, jesus, juan

Consideremos lo que paso en la muerte de Jesús

  • Nosotros, la especie humana, judía y gentil junta, lo matamos.
  • Debíamos de haber muerto nosotros, pero recibimos perdón
  • La paga de nuestro pecado fue de una vez y por todas. Una sola vez.
  • Dios es justo y justifica a los que tienen fe en su Hijo Romanos. 3:26

Romanos  3:19-31  “Pero sabemos que todo lo que la ley dice,  lo dice a los que están bajo la ley,  para que toda boca se cierre y todo el mundo quede bajo el juicio de Dios; 20 ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él;  porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado.

21  Pero ahora,  aparte de la ley,  se ha manifestado la justicia de Dios,  testificada por la ley y por los profetas; 22  la justicia de Dios por medio de la fe en Jesucristo,  para todos los que creen en él.

Porque no hay diferencia, 23  por cuanto todos pecaron,  y están destituidos de la gloria de Dios, 24  siendo justificados gratuitamente por su gracia,  mediante la redención que es en Cristo Jesús, 25  a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre,  para manifestar su justicia,  a causa de haber pasado por alto,  en su paciencia,  los pecados pasados, 26  con la mira de manifestar en este tiempo su justicia,  a fin de que él sea el justo,  y el que justifica al que es de la fe de Jesús. 27  ¿Dónde,  pues,  está la jactancia?  Queda excluida.  ¿Por cuál ley?  ¿Por la de las obras?  No,  sino por la ley de la fe.

28  Concluimos,  pues,  que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley. 29  ¿Es Dios solamente Dios de los judíos?  ¿No es también Dios de los gentiles?  Ciertamente,  también de los gentiles. 30  Porque Dios es uno,  y él justificará por la fe a los de la circuncisión,  y por medio de la fe a los de la incircuncisión. 31  ¿Luego por la fe invalidamos la ley?  En ninguna manera,  sino que confirmamos la ley.

Como podemos ver la ley nadie pudo cumplirla, a excepción de Jesús, por eso  Pablo dice:

“ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él” “23 por cuanto todos pecaron,  y están destituidos de la gloria de Dios, 24  siendo justificados gratuitamente por su gracia,  mediante la redención que es en Cristo Jesús”

Solo en Cristo Jesús el hombre podía recibir salvación y perdón de pecados por medio de su expiación.

  • Los elegidos han sido iluminados con la luz del evangelio
  • Estos elegido han gustado el sabor del evangelio
  • Los elegido han sido hechos participes de la bendición del Espíritu Santo
  • Los elegidos son edificados por la palabra de Dios

Calvino aunque no usa el término «Obediencia activa» si la enseña y dice que Cristo fue obediente al Padre hasta la cruz.

Romanos. 5:19 “Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores,  así también por la obediencia de uno,  los muchos serán constituidos justos”

encontrar, jesús, corazon, cruz, oracion, tuCalvino continúa:

«En resumen, desde el tiempo en que asumió el carácter de siervo, empezó a pagar el precio de nuestra redención para redimirnos». Filipenses. 2:7,8

 2:5-11  “Haya,  pues,  en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 6  el cual,  siendo en forma de Dios,  no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 7  sino que se despojó a sí mismo,  tomando forma de siervo,  hecho semejante a los hombres; :8  y estando en la condición de hombre,  se humilló a sí mismo,  haciéndose obediente hasta la muerte,  y muerte de cruz. 9  Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo,  y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 10  para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos,  y en la tierra,  y debajo de la tierra; 11  y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor,  para gloria de Dios Padre”.

Su naturaleza humana: en ella se hizo como nosotros en todo excepto el pecado. Así, humillado, por su propia voluntad, descendió de la gloria que tenía con el Padre desde antes que el mundo fuese.

Cristo no sólo asumió la semejanza y el estilo o forma de hombre, sino el de uno de estado humilde; no se manifestó con esplendor. Pero el paso más bajo fue morir la muerte de cruz, la muerte de un malhechor y de un esclavo; expuesto al odio y burla del público.

El hombre confía no en sí mismo para ser acepto ante Dios el Padre, sino solo en el sacrificio de Cristo

  • La justicia de Cristo es aplicada al hombre
  • Por justicia se entiende lo que Él llego a ser y sufrió para satisfacer la justicia divina
  • Cristo obedeció la Ley en todos sus preceptos y sufrió su pena
  • La obediencia activa y pasiva son en esencia inseparables en su obra perfecta C. Hodge
  • Fue así como Cristo logro someter su vida a la obra de Dios
  • Solo hay una expiación, y la obediencia activa de Cristo es una fase importante de ella
  • Se acostumbra distinguir entre la obediencia activa y la pasiva de Cristo. Pero al distinguir una de la otra, debe entenderse bien que no pueden separarse.
  • Fue una parte de la obediencia activa de Cristo que se sujetó voluntariamente a los sufrimientos y muerte Juan. 10:18.

Juan 10:7-18 “Volvió,  pues,  Jesús a decirles: De cierto,  de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas. 8  Todos los que antes de mí vinieron,  ladrones son y salteadores;  pero no los oyeron las ovejas. 9  Yo soy la puerta;  el que por mí entrare,  será salvo;  y entrará,  y saldrá,  y hallará pastos. 10  El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir;  yo he venido para que tengan vida,  y para que la tengan en abundancia. 11  Yo soy el buen pastor;  el buen pastor su vida da por las ovejas.

12  Mas el asalariado,  y que no es el pastor,  de quien no son propias las ovejas,  ve venir al lobo y deja las ovejas y huye,  y el lobo arrebata las ovejas y las dispersa. 13  Así que el asalariado huye,  porque es asalariado,  y no le importan las ovejas. 14  Yo soy el buen pastor;  y conozco mis ovejas,  y las mías me conocen, 15  así como el Padre me conoce,  y yo conozco al Padre;  y pongo mi vida por las ovejas. 16  También tengo otras ovejas que no son de este redil;  aquéllas también debo traer,  y oirán mi voz;  y habrá un rebaño,  y un pastor.

17  Por eso me ama el Padre,  porque yo pongo mi vida,  para volverla a tomar. 18  Nadie me la quita,  sino que yo de mí mismo la pongo.  Tengo poder para ponerla,  y tengo poder para volverla a tomar.  Este mandamiento recibí de mi Padre”.

Este es uno de los discursos más bellos de Jesús, cuando dice: “Yo soy la puerta de las ovejas” significa que nadie puede tener entrada al cielo si no pasa por esa puerta. “Yo he venido para que tengan vida…y en abundancia” solo Cristo puede dar vida. “Yo soy el buen pastor, el buen pastor su vida da por las ovejas” El es el único y verdadero pastor, todos los demás que vinieron después de Él, no eran pastores realmente, a ellos no les importaba las ovejas.

Esto sucede actualmente, muchos se dicen pastores pero ni siquiera tienen olor a oveja, no conocen ni sus nombres, mucho menos se van a preocupar por cuidarlas, al menor problema salen huyendo. Y continúa Jesús: Y conozco  mis ovejas, y las mías me conocen…” Pero hace una mención a futuro “También tengo otras ovejas que no son de este redil…y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor” que es Jesús, hablando de nosotros los que habríamos de creer.

  • Por otra parte también correspondió a la obediencia pasiva de Cristo que viviera sujeto a la ley.
  • La obediencia activa y pasiva de Cristo debe considerarse complementaria de un todo orgánico.

jesus, sinagoga, profeta

Cristo estuvo bajo la ley ¿Cómo es esto?

Es decir:

  1. La Ley Natural
  2. La Ley representativa
  3. La ley judicial
  • El carácter santo de Dios es el que exige que el pecado sea castigado
  • El escritor a los hebreos nos muestra que sin santidad nadie vera al Señor Heb. 12:14; pero además nos dice que “Horrenda cosa es caer en manos de Dios” Heb.10:31

Hebreos 12:14-16  “Seguid la paz con todos,  y la santidad,  sin la cual nadie verá al Señor. 15  Mirad bien,  no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios;  que brotando alguna raíz de amargura,  os estorbe,  y por ella muchos sean contaminados; 16  no sea que haya algún fornicario,  o profano,  como Esaú,  que por una sola comida vendió su primogenitura.

Hebreos 10:28-39 “El que viola la ley de Moisés,  por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. 29  ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios,  y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado,  e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? 30  Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza,  yo daré el pago,  dice el Señor.  Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. 31  ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!

32  Pero traed a la memoria los días pasados,  en los cuales,  después de haber sido iluminados,  sostuvisteis gran combate de padecimientos; 33  por una parte,  ciertamente,  con vituperios y tribulaciones fuisteis hechos espectáculo;  y por otra,  llegasteis a ser compañeros de los que estaban en una situación semejante. 34  Porque de los presos también os compadecisteis,  y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo,  sabiendo que tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos.

35  No perdáis,  pues,  vuestra confianza,  que tiene grande galardón; 36  porque os es necesaria la paciencia,  para que habiendo hecho la voluntad de Dios,  obtengáis la promesa. 37  Porque aún un poquito,  Y el que ha de venir vendrá,  y no tardará. 38  Mas el justo vivirá por fe; Y si retrocediere,  no agradará a mi alma. 39  Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición,  sino de los que tienen fe para preservación del alma.

  • Como Dios es santo, Él se encarga de castigar el pecado que corroe su santidad
  • Pues, aun bajo la ley, al sacerdote no le era permitido entrar en el santuario sin sangre

Calvino habla de que la necesidad debe ser absoluta y una necesidad que no es absoluta. Es decir, el mediador tiene que ser Dios—Hombre

La ira de Dios contra todo pecado y corrupción opuestos a su naturaleza santa se revela en juicios temporales, y se predice solemne y enfáticamente como un evento auténtico que vendrá en los tiempos finales de la escatología.

Es mi propósito mostrar a continuación que todo el plan de salvación, y especialmente la expiación, puede presentarse provechosamente en términos de los pactos de Dios.

Pacto de Obras

La Confesión de Westminster y el catecismos mayor y menor dicen: «Habiendo Dios, de su propia y soberana voluntad, elegido desde el principio a los que han de gozar de la vida eterna, entró en una alianza de gracia para libertarles de su estado de pecado y de miseria e introducirles a un estado de salud, por medio de un Redentor» (continuará).

Por José Alberto Vega

http://es.wikipedia.org/wiki/Expiaci%C3%B3n_(religi%C3%B3n)

Comentario al Nuevo Testamento, Marcos, William Hendricksen, pag. 42

CMH e-Sword

¿Qué opinas? Únete a la Discusión